Diálogos Sostenibles
06/03

ACHS: «Nos desafía avanzar aún más en la profundidad de ofrecer ambientes laborales sanos y seguros»

En este ESGLive, la encargada de sostenibilidad de la mutual habla de los desafíos de las empresas en el ámbito de la S. "Lo que hemos observado empíricamente, es que quienes tienen un riesgo alto y lo gestionan, lo reducen", dice. Advierte que es cada vez más importante comprender el entorno, "qué es lo que espera la ciudadanía y cuáles son sus expectativas".

Paulina Calfocuy, gerente de asuntos corporativos y sostenibilidad de la ACHS, fue la protagonista de Diálogos Sostenibles esta semana. La mutual, que es una corporación de derecho privado sin fines de lucro, tiene más de 2,6 millones de afiliados y se relaciona con con más de 73 mil empleadores a lo largo de Chile. «Estamos muy familiarizados y vinculados con los desafíos sociales que enfrenta el país. Es parte de nuestro core«, plantea de entrada.

«Nos preocupa mucho de qué manera, como institución, tenemos la capacidad de ser incidentes en discusiones que creemos que son cruciales, que tienen que ver con la salud y seguridad en el trabajo. Y, por otra parte, garantizar un acceso a la salud que facilite la resolución de problemas que hoy día consideramos críticos para la población», advierte en entrevista con ESGHOY.

La ejecutiva reconoce que el cambio climático les ha demando «pensar nuevas cosas. Las olas de calor no eran un tema hace dos años».  Dice que junto con la desigualdad hoy es una «oportunidad», desde el mundo privado, «colaborar en la solución».

¿Ha tomado cada vez más relevancia lo social al interior de las compañías?

Probablemente. La comprensión del entorno es un tremendo desafío en términos de cuán cambiante y complejo es. El nivel de dinamismo significa entender qué es lo que espera la ciudadanía y cuáles son las expectativas respecto de una organización como nosotros o una empresa. Como institución asumimos que tenemos una responsabilidad y una oportunidad, de hacer una contribución que nos otorga legitimidad y responda al propósito institucional.

Creemos que la seguridad laboral es un componente basal de la dimensión “S”. Nuestro rol es acompañar a las empresas, a las entidades adheridas, para garantizar un nivel higiénico y fundamental de creación de valor, que es cuidar la salud y seguridad de los trabajadores. La integración de este pilar en los  análisis de sostenibilidad es un punto de partida fundamental, que la mayoría a nivel nacional ya ha integrado y necesitamos que siga creciendo y fortaleciéndose. Como país tenemos que sentirnos orgullosos del desempeño que hemos logrado en esta materia. En una colaboración, pública-privada, la tasa de accidentabilidad de los trabajadores ha disminuido de manera muy significativa, cerca de 53% en los últimos diez años. Si lo miramos en términos comparados con otros países, tenemos una robustez institucional que tenemos que celebrar y sobre la base de esas condiciones positivas seguir construyendo sobre nuevos desafíos.

El mundo del trabajo va cambiando, los temas de salud mental, por ejemplo, no tenían el nivel de relevancia de hoy.

Los derechos humanos en las compañías se han convertido en un tema súper relevante. El gobierno está trabajando en un proyecto de ley incluso.  ¿De qué manera ustedes están trabajando en ese ámbito?

Es fundamental entender que, especificados en el marco de la OIT,  la salud y seguridad en el trabajo están considerados como un derecho fundamental. Hay un nuevo convenio, que es el 190, que entra en vigencia y estamos en todo el proceso de ver cómo eso se va a plasmar. Nos desafía avanzar aún más en la profundidad de  ofrecer ambientes laborales sanos y seguros.

Desde nuestro rol es importante difundir y acompañar. En la discusión sobre el acoso laboral hay nuevos desafíos normativos para el sector privado, en el cual vamos a tener trabajar en conjunto para lograr una implementación de esa ley que favorezca el cuidado de las y los trabajadores. Estamos trabajando en la implementación del análisis de due diligence que nos permita garantizar que nuestra cadena de valor, que nuestro rol como responsables de la prevención, al mismo tiempo que prestadores de salud, podamos entregar las garantías suficientes de que estamos abordando de manera responsable el resguardo de los derechos humanos en nuestros procesos.

Conversación de actores

¿Cuál es el rol ahí de la ACHS, cómo provocar esos cambios para un mejor ambiente laboral?

Tenemos la responsabilidad de promover la implementación del protocolo de riesgos psicosociales. Primero es identificar que el trabajo es un factor protector de la salud mental. Lo que hemos evidenciado siempre, es que las personas que cuentan con un ingreso y con un trabajo formal, en promedio, tienen mejores condiciones de salud mental que quienes están desempleados. Por lo tanto, el mundo del trabajo cuida, pero también tiene impactos cuando es disfuncional, cuando tenemos brechas determinadas de los estilos de liderazgo o de la organización, que pueden impactar sobre la salud de las personas.

Y ahí hemos trabajado. Por eso esta plataforma para nosotros es súper interesante, porque en el fondo es generar una conversación con actores del mundo empresarial, respecto a cómo vamos integrando el cuidado de  ambientes de trabajo sanos y seguros. Lo que hemos observado empíricamente, que me parece fascinante, es que todos aquellos que tienen un riesgo alto y gestionan para mejorar los ambientes laborales, lo reducen. Una proporción muy significativa mejora las condiciones, por lo tanto, esto es un ámbito de gestión, no es algo dado. Es un camino que tenemos que recorrer, porque eso significa menos personas enfermas, mejores condiciones de salud mental y todos los otros beneficios que significa vivir en una sociedad más saludable.

También redunda en mayor productividad.

En mayor productividad, en menores presentaciones de licencias. Por lo tanto un impacto positivo sobre el desarrollo y sobre la robustez del sistema productivo del país.

¿Están entendiendo eso las empresas ? ¿Hacia dónde estamos avanzando en ese sentido?

El diagnóstico que  tenemos es que hay un número muy significativo de empresas que lo va entendiendo. La gestión de recursos humanos va siendo cada vez más compleja y va integrando estas dimensiones que son relacionales y también de organización del trabajo. Es un tema que se va movilizando. El país ha demostrado que ha tenido capacidad de abordar la accidentabilidad, la fatalidad en el mundo del trabajo, esto es una robustez de nuestro sistema, que hoy día tiene tremendos desafíos hacia adelante, pero que somos capaces de gestionar.

Tema emergente

¿Dónde están más desafiadas las empresas?

Como sistema, yo creo que tenemos desafíos en el abordaje de las enfermedades profesionales, es un tema emergente. Previo a la pandemia las presentaciones asociados a salud mental tenían una cierta tendencia y la expectativa era que post iba a volver a eso, pero hemos evidenciado que la tasa de crecimiento se ha mantenido. En un estudio del termómetro de salud mental, que hicimos con la Universidad Católica, vimos que no sólo recuperamos los niveles pre pandemia, sino que además se suman otros datos relevantes, como la brecha de género.

Ahí hay un desafío importante, de cómo tanto las empresas, como nosotros como mutualidad, vamos acompañando en una intervención, comprensión, que permita abordar estos nuevos desafíos del mundo del trabajo.

Análisis de materialidad

Y al interior de la ACHS, ¿cómo han adoptado estos temas ESG? ¿Cómo ha cambiado la gobernanza de la mutual? ¿Cómo han tratado las tres letras?

Los temas de sostenibilidad son una parte integral de nuestro plan estratégico. Están considerados en el plan que se gestó hace un par de años. Iniciamos un análisis de materialidad que nos permitiera mirar tanto hacia afuera como hacia adentro, cuáles son nuestros espacios de acción y de mayor impacto y en función de eso es que hemos definido ciertas prioridades que tienen que ver, por una parte, con resguardar y promover una cultura de seguridad, y por otra, enfatizar profundamente en facilitar el acceso a la salud. Y de ahí, una serie de acciones respecto a cómo hemos ido posicionando y trabajando en desarrollar nuevas tecnologías, nuevos sistemas de gestión que nos permitan facilitar un acceso a la salud en todo el territorio nacional.

Finalmente, hacernos cargo de la dimensión ambiental, lo que significa haber actualizado y establecido compromisos en materias de gestión de residuos y en materias de gestión de gases de efecto invernadero, que fundamentalmente implican una fuerte inversión en infraestructura que se está construyendo.

Olas de calor

¿Cuáles son las tres claves en materia de sostenibilidad que, desde tu mirada, van a marcar la pauta este 2024?

Una clave fundamental yo creo que tiene que ver con la dimensión ambiental, donde lo relacionado con el cambio climático es un tema palpable, evidente y que va a requerir propuestas innovadoras, tanto en materias de mitigación como adaptación. Y eso mezclado con la agenda de salud y seguridad laboral, antes no evidenciamos riesgos asociados al calor extremo, por ejemplo. Muchas empresas están interesadas en entender cómo integrar esto como un riesgo. Al mismo tiempo, cómo integrar el cuidado de las personas como una medida de adaptación fundamental frente a los desafíos del cambio climático.

En la dimensión social, las condiciones de desigualdad en general son estructurales, no solo en nuestro país, sino que es un elemento central que va a seguir presionando por la necesidad de que todos los actores seamos capaces de generar respuestas de manera colaborativa, para responder a esos niveles de inequidad entre género y entre distintas condiciones socioeconómicas.

Esos dos elementos serían los centrales, entendiendo que  la transparencia y la gobernanza son basales. No podemos construir confianza, ni la capacidad de tomar decisiones adecuadas, sin esa dimensión.

El cambio climático, nos demanda pensar nuevas cosas. Las olas de calor no eran un tema hace dos años y el cuidado de las personas afectadas uno lo asociaba a desastres, pero no a algo tan cotidiano. Hoy es una preocupación, junto a la desigualdad, súper relevante. También la responsabilidad y la oportunidad que tenemos desde el mundo privado de colaborar en la solución.

 

Compartir