Especial Ciudades Sustentables
25/10

Boise, Idaho

Los autobuses eléctricos de Boise son superhéroes en la comunidad, literalmente. The Charging Champ, the Pollution Solution, the Clean Green Machine y the Silent Rider recorren las calles, con sus fachadas pintadas con diseños de estilo cómic. La Valley Regional Transit, que sirve a Boise y otras comunidades en la región de Treasure Valley, incluso hizo un cómic sobre los autobuses que luchan contra el cambio climático y quieren «detener el smog en seco y poner fin a la congestión de una vez por todas». La Valley Regional Transit (VRT) no recibe financiamiento estatal, por lo que depende de dinero de otras agencias. La legislatura estatal de Idaho, que es un 83% republicana, ha presentado obstáculos para poner autobuses eléctricos en la carretera y aprobó una ley que restringe el uso de impuestos sobre la propiedad para financiar la construcción de carreteras y costos de transporte. A pesar de los obstáculos, la VRT está trabajando para cambiar sus 54 vehículos diésel por eléctricos. Hasta ahora, tienen 12 en la carretera, cuatro de los cuales son los icónicos superhéroes. Esperan que el diseño llamativo, convenza a más personas de elegir el autobús, combatiendo la alta congestión y contaminación del aire en la zona.