01/08

Bután: Agua y bosques en el techo del mundo

Aunque Bután, enclavado en la cordillera del Himalaya, mide su desarrollo en de la Felicidad Interior Bruta (FIB) y no del PIB y eso le ha hecho tomar buenas decisiones en torno a la sostenibilidad, es tan dependiente de los combustibles fósiles como la mayoría de países del mundo. Sin embargo, sus extensos bosques, que cubren casi tres cuartas partes del territorio (y de los cuales un 40 % están protegidos), son un inmenso sumidero de carbono que le permite compensar ampliamente sus emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero. Además, la mayor parte de su energía se genera de forma renovable, principalmente, mediante presas hidroeléctricas.