informa Empresa Chile
03/07

Claudio Muñoz: «Tenemos que preguntarnos si es que avanzamos a la velocidad que requiere el mundo hoy»

El alto ejecutivo admite que ha habido avances y que hoy los temas ESG son parte de la agenda de los directorios. Ve un cambio, "quizás un punto de inflexión en cómo estamos entendiendo y mirando las variables ESG". Sobre todo, dice, la emergencia climática.

El director de empresas, Claudio Muñoz, es de los que cree que en el sector privado chileno “hay un momento de cambio”. Hoy, dice, es cada vez más común que al interior de las compañías se hable de temas medioambientales, sociales, culturales o de gobernanza. ¿El desafío?  Si es que realmente estamos avanzando “a la velocidad que corresponde y que requiere el mundo de hoy”, advierte.

Desde su sitial de presidente del directorio de Chapter Zero, el capítulo chileno de la iniciativa de gobernanza climática que partió en Reino Unido, al alero del Foro Económico Mundial, estampa su mirada sobre la realidad local.

«Estoy viendo un cambio, quizás un punto de inflexión en cómo estamos entendiendo y mirando las variables ESG, y sobre todo la emergencia climática. Estos temas son parte de la conversación y están presentes en la agenda de las empresas. Se ha ampliado el debate, uno podría incluso pensar que antes en los directorios el foco era más acotado a temas financieros y jurídicos y hoy es mucho más común que uno hable en el ámbito general del ESG, de efectos medioambientales, sociales, culturales o de gobernanza. Creemos que hay un momento de cambio que hay que seguir desarrollando y aprovechando».

¿Dónde están los principales avances y dónde estamos más desafiados? Pensando en las tres letras.

El principal avance ha sido incorporar los factores ambientales, sociales y de gobernanza como un eje estratégico de la empresa, sin el cual esta no podrá subsistir en el tiempo. Lo que se ha dado, en gran parte, por el rol que han jugado los directorios, ya que ellos son los que tienen el poder de guiar estas acciones, no sólo para colaborar con el entorno, sino que para también generar valor en él.

Respecto a los desafíos, me parece que siguen dándose en el manejo del conocimiento de estos temas al interior de los directorios y si hemos avanzado a la velocidad que corresponde y que requiere el mundo de hoy. Además, la crisis climática nos enfrenta a que sin el trabajo coordinado y colaborativo entre los distintos sectores de la sociedad, no podremos salir adelante. Las empresas, en este punto, juegan un rol fundamental.

 

«Hoy tenemos mucha más data que antes, por lo que hay que ver cómo se incorpora en la gobernanza de las empresas para hacer más efectivos y avanzar en estos desafíos».

 

¿Cuál es la realidad al interior de los directorios? ¿Muy dispar?

Existen realidades dispares, ya que depende de las habilidades que tiene el directorio, que permitan hacer estas discusiones y preguntarse si hay conocimiento del tema. Hoy tenemos mucha más data que antes, por lo que hay que ver cómo se incorpora en la gobernanza de las empresas para hacer más efectivos y avanzar en estos desafíos.

¿Cuál es el trabajo concreto que está haciendo Chapter Zero para subir a los directores de empresa a este carro?

En 2021 Chile fue el primer país latinoamericano en lanzar la iniciativa de Chapter Zero. Esta idea que se origina en el Foro Económico Mundial para trabajar de manera más enfocada en los directorios de las empresas, entendiendo que hay que reforzar la acción climática en ese nivel.  Hace algunas semanas, dimos un paso adicional y creamos la Red de Directores por la Acción Climática, que ya es un compromiso personal de miembros de directorios a trabajar activamente al interior de sus gobiernos corporativos, colaborar y aprender sobre temáticas medioambientales, y eso es lo que hoy le está dando mucha más fuerza a este capítulo zero.

 

«Es necesaria una regulación, no mayor, pero sí que exista».

 

¿Qué cambios debiesen haber al interior de los gobiernos corporativos para pasar de las intenciones a las acciones?

Primero entender las tendencias regulatorias y del mercado. Hay miles de índices internacionales que miden las acciones de las empresas en esta dirección. Por otro lado, evaluar si se está respondiendo a los diversos stakeholders y si se están comunicando estos objetivos tanto interna como externamente, además de definir procesos de control y métricas de seguimiento.

¿Es necesaria una mayor regulación para la implementación de estos tres conceptos o basta con la auto regulación?

Es necesaria una regulación, no mayor, pero sí que exista. Por lo mismo, la CMF comenzó a aplicar la normativa 461, donde su principal objetivo es que las empresas reporten sus políticas, prácticas y metas adoptadas en materias ASG, en línea con los estándares internacionales.

Esto es un gran avance y coloca a Chile a la vanguardia de la tendencia internacional, ya que es atractivo y les da a las compañías una mayor visibilidad y transparencia en la toma de sus decisiones. Asimismo, las memorias anuales donde se publicará esta información, servirá como una herramienta estratégica y útil para las empresas, permitiéndoles ordenar sus declaraciones, acelerar sus procesos y llevarlos a la acción. Además, el último tiempo se ha demostrado un creciente interés por la inversión ASG, lo que ayudará al crecimiento de las organizaciones.

 

«Una pregunta estratégica que nos deberíamos seguir haciendo o en algunos casos comenzar a hacer es cómo adapto mi estrategia al nuevo escenario»

 

¿Qué cree que les hace falta a las empresas chilenas para dar un salto cualitativo en los temas medioambientales, sociales y de gobernanza?

Hay grandes avances, pero una pregunta estratégica que nos deberíamos seguir haciendo o en algunos casos comenzar a hacer es cómo adapto mi estrategia al nuevo escenario, esa es una profunda reflexión de estrategia del directorio. De hecho, en Chapter Zero nos atrevemos a proponer algunas metodologías al directorio de cómo trabajar en esta reflexión. Un elemento clave son los escenarios climáticos, es decir, qué pasa en mi negocio si aumenta la temperatura, hay mayor sequía, incendios o inundaciones.

Compartir