01/08

Computación sostenible

El crecimiento exponencial de la IA, la computación en la nube y de otras tecnologías requiere una capacidad de procesamiento de datos cada vez mayor, más potente y más abundante. Los centros de datos consumen el 1% del total de la producción mundial de electricidad, pero alimentar nuestra sociedad digital, cada vez más ávida de datos, significa que esta cifra va a aumentar. Según el informe, están surgiendo varias tecnologías para hacer realidad el objetivo de centros de datos de energía neta cero. Entre ellas, la refrigeración por agua o líquidos dieléctricos para disipar el calor, junto con tecnologías que reutilizan el calor sobrante para calentar edificios, agua caliente o procesos industriales. Además, los sistemas basados en IA pueden analizar y optimizar el uso de la energía en tiempo real, maximizando la eficiencia y el rendimiento. En los centros de datos de Google, esa solución ha reducido el consumo de energía hasta en un 40%.