informa Chile
19/01

Copec apuesta por invertir en combustible sintético

La inversión implica traer una tecnología a Chile para ayudar a aquellas industrias que dependen de los fósiles. "Vamos a pilotear el primer e-diésel del país considerando los desafíos que nos plantea la transición energética y el cambio climático”, dijo Leonardo Ljubetic, gerente de división desarrollo de Copec.

Convertir el C02 y el hidrógeno en gas de síntesis para terminar en hidrocarburos líquidos es la nueva apuesta en la que se embarcó Copec, tras convertirse en uno de los inversores de la empresa alemana Ineratec, que acaba de levantar US$ 129 millones.

La producción de e-fuels es una alternativa real para descarbonizar aquellas industrias que no pueden electrificarse y que son parte del proceso para alcanzar los compromisos de transición energética que tiene el país.

Con sede en Karlsruhe, en el suroeste de Alemania, la compañía germana  es líder en la producción de combustibles sustentables que están destinados a industrias que dependen en gran medida de fósiles, como la aviación, el transporte marítimo, por carretera y la industria química.

Reactor que genera hidrocarburos líquidos.

Leonardo Ljubetic, gerente de división desarrollo de Copec dijo que “este hito implica la posibilidad de traer una tecnología a Chile que nos permitirá resolver el gran problema del combustible sostenible para la industria pesada. Nuestra apuesta es pilotear el primer e-diésel del país considerando los desafíos que nos plantea la transición energética y el cambio climático”.

La inversión fue en el marco de una ronda de inversión Serie B de la startup en conjunto a Piva Capital, donde además de Copec Wind Ventures también invirtió, entre otros, Samsung Ventures y Honda. 

Tim Boeltken, CEO de Ineratec, destacó que “estamos en condiciones de catalizar un cambio de paradigma en el sector energético. Nuestro objetivo es claro: aprovechar esta inversión para la expansión mundial de los combustibles electrónicos. Al transformar 1 GW de energía renovable en 125 millones de galones de e-Fuels sostenibles hasta 2030, no sólo estamos hablando de una alternativa a los combustibles fósiles, sino que lo estamos haciendo realidad”.

Compartir