14/12

«Economía Donut» el nuevo modelo que surge para administrar la sustentabilidad

La teoría desarrollada por la economista británica Kate Raworth permite, de manera clara y accesible, lograr un equilibrio perdurable entre la humanidad y el planeta. Se basa en que existe un espacio seguro y justo dentro de los límites ecológicos del planeta y lo representa visualmente como una rosquilla. La base social en el lado interno del anillo (el agujero) y el techo ecológico en el anillo externo. La zona entre ellos, es donde debemos residir como sociedad. La

Un nuevo modelo económico para abordar la sustentabilidad en los negocios está dando que hablar. Se trata de la «Economía Donut», una teoría  desarrollada por la economista británica Kate Raworth y que, a juicio de expertos,  permite de manera clara y accesible lograr un equilibrio perdurable entre la humanidad y el planeta.

¿De qué se trata? Se basa en la premisa que existe un espacio seguro y justo para la humanidad dentro de los límites ecológicos del planeta. Este espacio se representa visualmente como una rosquilla, con la base social en el lado interno del anillo (el agujero) y el techo ecológico en el anillo externo. La zona entre ellos, es donde debemos residir como sociedad.

La base social representa el conjunto mínimo de condiciones sociales y ambientales que las personas necesitan para llevar una buena vida, incluyendo acceso a alimentos, agua, vivienda, atención médica, educación y participación política. El borde externo, el nivel máximo de impacto ambiental que el planeta puede soportar, como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación.

Esto implica alejarse del enfoque tradicional de crecimiento económico para crear una economía más sostenible y equitativa.

Implementación en gobiernos y empresas

Existen diversas formas de implementar la economía donut. Una opción es utilizar la rosquilla como guía para la formulación de políticas públicas. Por ejemplo, los gobiernos podrían establecer objetivos para la reducción de la pobreza, la protección ambiental y la justicia social y  emplear la circunferencia como referencia para orientar sus operaciones, asegurándose de que no perjudiquen a las personas o el planeta.

Aunque se trata de un marco relativamente nuevo ha ganado aceptación a nivel mundial. Ciudades como Ámsterdam la han adoptado como principio rector para sus políticas y la recuperación económica post-COVID. Otras  han seguido su ejemplo, y hasta junio de 2023, varios países han comenzado oficialmente a progresar en este enfoque.

  • Ámsterdam, Países Bajos: Fue la primera ciudad en adoptar formalmente la economía donut en abril de 2021.
  • Bruselas, Bélgica
  • Berlín, Alemania
  • Melbourne, Australia
  • Nanaimo, Canadá
  • Londres, Reino Unido
  • Ciudad de Nueva York, Estados Unidos
  • Oslo, Noruega
  • Portland, Oregón, Estados Unidos
  • Estocolmo, Suecia
Principios clave
  1. La humanidad debe vivir dentro de la rosquilla: Asegurándose de que todos tengan acceso a los recursos necesarios para llevar una buena vida mientras se respetan los límites ecológicos del planeta.
  2. La economía debe ser regenerativa y distributiva: Creando prosperidad sin dañar el medio ambiente y distribuyendo la prosperidad de manera justa.
  3. Medir el progreso económico de una manera nueva: Alejándonos del uso del PIB como la única medida del éxito económico y centrándonos en métricas que midan el bienestar social y la sostenibilidad ambiental.
  4. Actuar a nivel local y global: La economía donut no solo trata de cambiar la forma en que pensamos sobre la economía local, sino también sobre la global. Necesitamos encontrar formas de conectarnos mundialmemte de  manera sostenible y equitativa.
Compartir