market
11/10

El impacto en inversionistas de las nuevas leyes de divulgación climática en California

Las empresas con ingresos superior a los US$ 500 millones deberán informar los riesgos asociados al clima en sus negocios. Las compañías de más de US$ 1.000 millones tendrán también que declarar sus emisiones, una antesala de las nuevas normas que está evaluando la SEC.

A mediados de septiembre el Senado de California aprobó dos proyectos de ley que abordan el cambio climático: uno que exige que las grandes empresas que hacen negocios en ese Estado revelen sus emisiones de gases de efecto invernadero y el segundo, que informen cada año sobre su riesgo financiero relacionado con el clima.

Se trata de  la Ley de Responsabilidad de Datos Corporativos sobre el Clima, o SB 253, que requeriría que las empresas públicas y privadas con ingresos de al menos US$ 1.000 millones revelen a partir de 2026 sus emisiones de alcance 1 y alcance 2, aquellas de fuentes que la empresa controla o la electricidad que consume. A partir de 2027,  se suman las de alcance 3, que provienen de fuentes en su cadena de valor que no controla. Y la Ley de Riesgos Financieros Relacionados con el Clima, o SB 261, que exigirá a las compañías con ingresos de más de US$ 500 millones informar sus riesgos.

Según la directora de comunicaciones de la Organización de Defensa del Clima (Ceres), Helen Booth-Tobin, en un artículo de Morningstar, la SB 253 se aplicaría a más de 5.300 empresas y la SB 261 cubriría a más de 10 mil.

 «Esta divulgación climática aporta más transparencia a los inversores y reduce absolutamente el riesgo sistémico», advierte la directora ejecutiva de Nia Impact Capital, Kristin Hull en el mismo escrito. «Lo ideal sería que esto sentara un precedente en todo el país para los inversores de todo el mundo», afirma ,

Precio al riesgo

La vicepresidenta senior de inversión sostenible de Impax Asset Management, Julie Gorte, dice que “la comunidad inversora está trabajando en fijar el precio del riesgo climático. Necesitamos garantías reales para 2030. Si una empresa tiene mayores emisiones, corre mayor riesgo y va a necesitar una prima” para ser propietario de dichas compañías. «Necesitamos saber más sobre el riesgo físico y lo que las empresas están haciendo para comprenderlo, gestionarlo y adaptarse», afirma Gorte.

Hasta ahora, las empresas han reportado emisiones de alcance 1 y alcance 2 de forma voluntaria. Las emisiones de alcance 3, que representan la mayoría de las emisiones, son extremadamente difíciles de evaluar e informar para las empresas. California ya tiene algunos límites, dice Morningstar, y una ley de carbono cero para 2045.

Prueba para la SEC

En este mismo contexto, el mercado está esperando que SEC publique su conjunto final de reglas de divulgación climática, que  incluyen divulgaciones sobre las emisiones de alcance 1, 2 y 3, así como los riesgos relacionados con el clima y sus impactos en los negocios y las perspectivas de la compañía.

Según Morningstar es casi seguro que la ley de California será impugnada en los tribunales. De ser así, podría arrojar luz a la SEC sobre qué partes de las reglas propuestas serán cuestionadas».

Compartir