informa
29/11

El plan de Scotiabank para avanzar en la ruta de la inclusión

El 1,4% de los trabajadores del banco tienen alguna discapacidad, lo que ha empujado a la entidad financiera a desarrollar un robusto plan de diversidad e integración.

Una serie de acciones para reforzar e incrementar la inclusión al interior de la compañía ha venido realizando Scotiabank en los últimos años. Todas ellas bajo el paraguas de una política de Diversidad e Inclusión, con el objeto de tener distintas miradas que «nos permiten dar una mejor respuesta a colaboradores, clientes y comunidades en las que operamos», señala Katia Berdichewsky, directora de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad del banco.

Una de las instancias es el Comité de Diversidad e Inclusión, integrado por ejecutivos de  distintas áreas. Acaban de lanzar  grupos de afinidad (ERG) para cada uno de los pilares de trabajo: discapacidad, equidad de género, multiculturalidad e inclusión de la comunidad LGTBI+.

“Como organización tenemos la convicción que al promover una cultura inclusiva, aprovechamos las contribuciones de todos nuestros colaboradores y promovemos su progreso al interior del Banco”, agrega Berdichewsky.

Políticas para la discapacidad

En materia de discapacidad, el banco cuenta desde hace ya cuatro años con el Programa Scotiabank Incluye, que entrega beneficios para los trabajadores con discapacidad, que hoy alcanzan al 1,4% del total de empleados, cifra que está por sobre lo que exige la ley. Entre los beneficios más destacados están: entre 4 y 12 días adicionales de permiso remunerado para tratamientos y consultas médicas; reembolso total del copago para aparatos auditivos, bastones, prótesis, entre otros; aporte para movilización, teletrabajo permanente y reembolso de gastos relacionados con las mascotas de asistencias acreditadas.

A estos beneficios se suma la mantención de ayuda técnica y tecnológica para mejorar la calidad de vida de los «Scotiabankers», junto con el reembolso de insumos médicos y de kinesiólogo o rehabilitación aprobadas y/o creadas por la Corporación de Bienestar en relación a la discapacidad.

Todas estas acciones permitieron que Scotiabank fuera reconocido este año por la Red de Empresas Inclusivas (ReIN) de SOFOFA como un ejemplo en la inclusión laboral de personas con discapacidad, en base al cumplimiento de las prácticas que mide la encuesta de Medición de Inclusión Laboral Empresarial (MILE). Esta herramienta, que se aplicó durante enero y febrero de este año, mide la gestión verificable de la inclusión al interior de las empresas ReIN para entregar una referencia respecto a su estado actual, además de una hoja de ruta de mejora continua.

Junto a todas estas políticas que se enmarcan en la estrategia ESG, el banco cuenta con siete gestores de inclusión certificados, quienes promueven día a día la inclusión laboral sostenible de la organización, de manera de ir trazando nuevos objetivos con el fin de fortalecer las acciones en relación a este pilar fundamental de la sostenibilidad del banco.

 

 

Compartir