informa
20/10

El riesgo de los datos inexactos en informes de sostenibilidad y lavado verde

El Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible dice que más del 30% de los datos medioambientales, sociales o de gobernanza no son confiables o de mala calidad. El PNUD estima que el costo de recopilar y gestionarlos puede llegar a representar el 1 ó 2% del PIB. En este artículo, un experto en TI da cuenta del desafío que enfrentan las compañías.

El mayor desafío a la hora de implementar la sostenibilidad en cualquier negocio es la falta de datos. Así de tajante es un artículo publicado por Illuminem y Green Computing Foundation que advierte que «hay mucha duplicación y fragmentación» en ellos. «Se han almacenado muchos datos desde tiempos muy antiguos y ya no son relevantes. Todos estos factores pueden dar lugar a que los informes de sostenibilidad se basen más en conjeturas y aspiraciones que en hechos fácticos», dice el autor Nilandri Choudhuri.

De hecho, según el Foro Económico Mundial más del 70% de las empresas considera la fragmentación de datos como un desafío importante en los informes de sostenibilidad. Esto puede dificultar la recopilación sobre los impactos ambientales y sociales. El Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible dice que más del 30% no son confiables o son de mala calidad, lo que socava la credibilidad.

Según la Iniciativa Global de Sostenibilidad Electrónica, en 2021, el mundo produjo alrededor de 59 zettabytes (1 zettabyte = 1 billón de gigabytes) de datos, muchos de los cuales están relacionados con la sostenibilidad. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) estima que para muchos países, el costo de recopilar y gestionar datos ambientales puede llegar al 1 ó 2% del PIB, además que sólo el 6% de los datos requeridos son accesibles en el dominio público. Un informe de CDP (ex Carbon Disclosure Project), en 2020, dice que solo el 9% de las 500 empresas más grandes del mundo informaron sobre todos los indicadores clave de desempeño (KPI) ambientales relacionados con sus actividades.

Datos y greenwashing

Y aquí es donde, dice Choudhuri, surgen varios desafíos para la sostenibilidad y el lavado verde. Los enumera:

  • Falta de estandarización: no existe un marco universal ni un conjunto de métricas para los informes de sostenibilidad. Las empresas suelen presentar datos de sostenibilidad utilizando diferentes estándares y métricas, lo que dificulta a los inversores comparar y evaluar su desempeño con precisión.
  • Calidad y confiabilidad de los datos:  pueden ser incompletos, inconsistentes o poco confiables. Las empresas pueden no revelar información negativa o pueden participar en informes selectivos, destacando sus esfuerzos positivos y minimizando sus impactos negativos.
  • Alcance y materialidad: Determinar qué factores de sostenibilidad son más importantes para una industria o empresa en particular puede ser subjetivo. Algunas empresas pueden priorizar factores menos importantes para presentar una imagen positiva y descuidar cuestiones más críticas.
  • Supervisión regulatoria limitada: existe una supervisión y aplicación regulatoria limitada en los informes de sostenibilidad, lo que lleva a una falta de rendición de cuentas para las empresas que participan en prácticas de lavado verde.
  • Complejidad de las cuestiones de sostenibilidad:  Las cuestiones de sostenibilidad son multifacéticas y están interrelacionadas, lo que dificulta capturar con precisión todo su impacto. Por ejemplo, una empresa puede reducir sus emisiones de carbono pero aún tener prácticas laborales problemáticas

Y enumera una serie de razones que llevan al greenwashing:

  • Métricas engañosas: las empresas pueden seleccionar métricas de sostenibilidad que las presenten de manera favorable y resten importancia a los aspectos negativos.
  • Divulgación inadecuada: Es posible que no divulguen completamente información relevante sobre sostenibilidad, lo que dificulta que los inversores y las partes interesadas evalúen su verdadero desempeño.
  • Falta de verificación: sin datos de sostenibilidad estandarizados y verificados de forma independiente, los inversores pueden depender de información proporcionada por ellos mismos, que puede no ser fiable.
  • Enmascaramiento de la complejidad: las empresas pueden centrarse en una dimensión de la sostenibilidad para desviar la atención de otras cuestiones más importantes.
  • Transparencia limitada: la falta de transparencia puede ocultar las prácticas y compromisos reales de una empresa. Los datos de emisiones de Alcance 2 y Alcance 3 son difíciles de obtener. Los datos de Alcance 3 deben provenir de la cadena de suministro, tanto ascendente como descendente. Nadie tiene la obligación de proporcionar los datos.
El papel de la tecnología

El autor del artículo, experto en TI sostenible, sostiene que la tecnología puede hacer una diferencia en el manejo de datos al utitlizar sensores con internet de las cosas o teledetección para monitoreos, por ejemplo. «Las herramientas de TI pueden procesar grandes volúmenes de datos para identificar patrones, tendencias y anomalías en los datos ambientales. Pueden ayudar a predecir los impactos ambientales y proporcionar información para prácticas sostenibles. Debe haber un uso ético y responsable de estos», advierte.

Incluso plantea que se pueden crear paneles interactivos y visualizaciones para comunicarlos de manera efectiva, incorporando también el Blockchain, para garantizar que los datos relacionados con las emisiones de carbono, la sostenibilidad de la cadena de suministro y otras métricas ambientales, sean a prueba de manipulaciones y verificables.

Sostiene además que los sistemas de TI pueden ayudar a las autoridades reguladoras a monitorear y hacer cumplir las regulaciones ambientales al automatizar la recopilación de datos, la presentación de informes y las verificaciones de cumplimiento.

Auditoría y verificación

Se pueden utilizar algoritmos de inteligencia artificial y aprendizaje automático para detectar anomalías o discrepancias en los datos ambientales reportados, activando auditorías cuando sea necesario. Las empresas de auditoría externas pueden utilizar la TI para realizar evaluaciones más eficientes y precisas de las afirmaciones medioambientales de una empresa, advierte Choudhuri.

«La tecnología de la información puede desempeñar un papel fundamental a la hora de abordar los problemas de datos que conducen al lavado verde al mejorar la recopilación, el análisis, la transparencia y la verificación. Sin embargo, esto requiere un uso ético y responsable de la tecnología, una buena gobernanza de los datos y, sobre todo, un sentido de confianza entre las partes interesadas del ecosistema», agrega el experto.

Por lo tanto, vemos la importancia de los datos, el problema actual con la disponibilidad de los datos, la accesibilidad de los datos, la limpieza de los datos, la seguridad de los datos y la gobernanza de los datos que se requieren para un negocio sostenible. Necesitamos construir el ecosistema, una plataforma de datos generalizada y confianza entre las partes interesadas del ecosistema para permitir informes de sostenibilidad mejores y más precisos.

Compartir