NGC 461/ Governart
30/05

Enel Américas, Enel Chile, Colbún y Aguas Andinas lideran en completitud de información ESG entregada a la CMF

Las cuatro empresas analizadas destacan por la cantidad de información entregada a la autoridad bajo los requerimiento de la NCG 461. La tendencia es similar al evaluar la calidad de los datos, la sanitaria es quien se pega el mayor salto respecto al análisis del año pasado. Este es el tercer reporte del "Estudio 2024 ESG NCG 461" que adelanta ESGHOY y que se dará a conocer el 17 de junio.

En línea con el análisis 2023, el «Estudio 2024 ESG NCG 461», elaborado por Governart, analizó cuatro empresas del sector Servicios de Utilidad Pública: Enel Américas, Enel Chile, Colbún y Aguas Andinas.

Enel Chile lidera con un puntaje de 92% a nivel de completitud de la información reportada en su Memoria Anual 2023, con un resultado muy similar a su par Enel Américas (90%) y seguido de cerca por Aguas Andinas (89%). Colbún muestra un resultado inferior a los de sus pares con 82%, aunque superior a la mayoría de los informados a la fecha de sociedades anónimas de otros sectores.

«La calidad de las prácticas ASG reportadas sigue una tendencia similar a la de completitud, aunque con una mayor diferencia de puntos porcentuales entre las empresas del sector», explica Joaquín Fuenzalida, analista senior ESG de Governart.

El nivel de completitud es un nivel básico y evalúa el grado con el que las compañías divulgan las materias de sostenibilidad exigidas por la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) de acuerdo a la NCG 461. El de calidad, analiza el nivel de implementación de las prácticas ESG contenidas en la Memoria Anual del emisor, contrastándolas con las buenas prácticas a nivel internacional.

Este es el tercer reporte que adelanta ESGHOY del informe completo que se conocerá el 17 de junio. El estudio evalúa 28 empresas, de 9 sectores. El 10 y 16 de mayo revelamos el financiero y el industrial, respectivamente.

Tras el análisis, tanto en completitud como en calidad de las prácticas ESG, «es posible identificar diversas buenas prácticas», admite Fuenzalida al detallar que Colbún destaca por la completitud y calidad de las prácticas divulgadas para el requerimiento acerca de los planes de sucesión, pues cuenta con un plan formalizado para ejecutivos principales y describe procedimientos, plazos y habilidades deseadas para la sucesión. También, por la completitud  acerca de riesgos relacionados a la salud y seguridad de los usuarios.

Aguas Andinas lidera lo relacionado con objetivos estratégicos, «al divulgar de manera detallada su contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la implementación de su política de Derechos Humanos y describir de manera robusta su estructura de gobernanza de sostenibilidad», señala el experto.

Enel Chile y Enel Américas aparecen bien rankeadas en completitud y calidad en relación a sus directorios, «especialmente en lo referido a procesos de inducción y sistema de información remota y segura para los documentos relacionados a las sesiones de trabajo.

Tendencias positivas en completitud

«Considerando los resultados de estas cuatro empresas, el sector obtiene el mayor puntaje en la sección Indicadores (93%), seguida por Gobierno Corporativo (91%), Modelo de Negocios (86%) y Estrategia (84%)», explica Fernández.

En la sección Gobierno Corporativo, destaca positivamente el indicador directorio, que fue divulgado en un 93% en promedio por el sector, a pesar de ser una materia con un gran número de requerimientos normativos en la NCG 461. En la misma sección, el sector destaca con un 100% de completitud en los requerimientos referidos a ejecutivos principales y un 96% en comités del directorio.

Con evaluación destacada figura también el marco de gobernanza (91%), objetivos estratégicos (98%), cumplimiento legal y normativo (92%). «Es importante destacar el resultado observado en gestión de riesgos (87%), ya que este indicador fue identificado como uno de los que tenían mayores brechas en el ejercicio anterior, con un resultado promedio de 72% en el «Estudio NCG 461 2023», agrega Fuenzalida.

A nivel de requerimientos específicos, el experto destaca la Integración de un enfoque de sostenibilidad en los negocios, innovación, directrices generales sobre las políticas de gestión de riesgos, detección de riesgos y debida diligencia en Derechos Humanos y  el relacionamiento con grupos de interés, «por haber sido divulgados de forma completa por todas las empresas analizadas en este sector.

Las brechas

Horizontes de tiempo (50%) y planes de inversión (72%) fueron los indicadores donde las empresas obtuvieron menos puntaje a nivel de completitud. «Colbún no divulgó horizontes de tiempo en consideración a la vida útil de sus activos. Enel Américas y Enel Chile lo hicieron pero de manera incompleta, informando los de su estrategia, pero sin especificar la vida útil de activos o infraestructuras», precisa Fuenzalida.

A nivel de calidad de la información entregada a la CMF, la sección estrategia (85%) es la evaluada con   mayor puntaje, seguida de modelo de negocios (83%), indicadores (72%) y gobierno corporativo (69%).  Aunque, según Fernández, se debe considerar que los requerimientos de modelo de negocios son principalmente de carácter informativo, por lo que la cantidad de prácticas que se evalúan en esa sección es limitada.

En estrategia destacan los objetivos (90%). «A modo de ejemplo, todas las empresas del sector cuentan con estrategias de sustentabilidad que incorporan temas medioambientales y sociales, así como objetivos para estas materias, respaldados por metas cuantitativas. En la misma línea, la información  divulgada con relación a las estrategias de sustentabilidad explica un buen resultado en marco de gobernanza (79%)», señala el analista senior de Governart.

Las cuatro empresas analizadas recibieron la calificación más alta en lo referido a  a enfoques de sostenibilidad ambiental y social, ya que declaran contar con una estrategia, objetivos y metas ambientales y sociales, y con una unidad a cargo de estos temas.

En gestión de riesgos, servicios de utilidad pública, tiene la mejor evaluación de calidad (69%) de todas las empresas analizadas por el estudio, por sobre el promedio general. Todas las  compañías del sector obtienen el resultado máximo en descripción de la integración y gestión de riesgos, incluyendo lo relacionado al cambio climático y derechos humanos.

Adherencia a códigos nacionales o internacionales (42%) tiene una calificación baja en cuanto a su calidad, sólo Aguas Andinas informa adherir formalmente a un código de buenas prácticas en gobierno corporativo, mientras que Enel Américas y Enel Chile declaran utilizar algunos como referencia, sin adherir formalmente.

«A nivel de requerimientos específicos de la norma, se identifican brechas en la calidad de las prácticas divulgadas para los requerimientos sobre procedimientos para revisión de estructuras salariales por parte del directorio (17%) y por parte de los accionistas (0%).  Cumplimiento legal y normativo en relación a sus trabajadores, también se identifica como área de mejora, «esto debido a que la mayoría de las empresas del sector presenta sanciones en esta materia, sin dar a conocer detalles acerca de cómo se están abordando «, advierte Fuenzalida.

Compartir