informa
08/02

Europa alcanza los niveles más bajos de emisión de Co2 de combustibles fósiles en los últimos 60 años

Según un informe del Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio (CREA), la disminución ha sido una constante y en 2023 logró reducir las emisiones en un 8%.

La Unión Europea alcanzó sus niveles más bajos en los últimos 60 años de emisiones de Co2 de combustibles fósiles. Así lo revela el último informe del Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio (CREA), donde Europa logró una disminución de 8% durante 2023, en relación al año anterior.

El estudio detalla que la gran parte de la baja, el 56% de ella, se debe a una combinación eléctrica más limpia, principalmente por el continuo aumento de la energía eólica y solar, pero también por el repunte de la energía hidráulica y nuclear. ¿El resto? Gracias a la reducción de emisiones en transporte e industrias que representó un 36% y el 8% restante por la menor demanda eléctrica. Desde el organismo apuntan que la mayor utilización de energías renovables no aporta a combatir la crisis climática, sino que disminuye la dependencia de la UE de Estados petroleros.

La significativa baja no es una sorpresa -señala el informe-, pues es una constante positiva que lleva años, incluso, no es la mayor disminución de la historia, la que fue el año 2020 en medio de la pandemia mundial del COVID-19, principalmente por las restricciones impuestas. «Lo que si es que es ta disminución es relevante, por cuanto se da en un contexto sin grandes alteraciones o restricciones», advierte. 

 

Emisiones de CO2 derivados de combustibles fósiles en la UE en miles de millones de toneladas de CO2 al año. Fuente: CREA CO2 tracker, estimaciones de Climate Watch y CREA basadas en EUROSTAT, ENTSOE, IPCC, ENTSOG, GCP y PIK.

Fuerte baja en el uso del carbón

El estudio concluye que «más inversiones en infraestructura y tecnología para energía renovable, comprendiendo el viento, el sol, la energía hidráulica y otras fuentes de energía limpias ayudarán a lograr una reducción continua de las emisiones de CO2». 

Y en este escenario, CREA da como ejemplo España, que logró su nivel más bajo de emisiones desde 1990, tras una disminución de 7,5% respecto al 2022. 

Emisiones que también cayeron en la producción eléctrica y uso de carbón, tras lograr una caída de 25% durante 2023 en ambos indicadores. Incluso, las emisiones procedentes del uso de carbón bajaron a la mitad respecto a los niveles del 2015. Por otro lado, las emisiones vinculadas al gas bajaron un 11% y las del petróleo menos del 2%, ambas respecto al 2022. 

Reducción de gases con efecto invernadero para 2040

La Comisión Europea propuso  que la Unión Europea reduzca en 90 % sus emisiones netas de gases con efecto invernadero  para 2040 con relación a 1990, una etapa fundamental para lograr el objetivo de neutralidad de carbono en 2050.

La estimación tiene base «en los mejores datos científicos disponibles y en un estudio de impacto», afirmó el comisario europeo de Acción Climática, Wopke Hoekstra.

«La acción climática requiere planificación», dijo Hoekstra en un discurso ante el plenario del Parlamento Europeo en Estrasburgo. «Es un maratón, no una carrera corta, y debemos asegurarnos de que todos crucen la línea de meta».

La producción de electricidad debería estar prácticamente libre de carbono en la segunda mitad de la década de 2030, mientras que el consumo de combustibles fósiles usados con fines energéticos caería 80 % para 2040.

 

Compartir