Especial Mujeres
05/09

Evaluar a los candidatos en grupos en lugar de uno por uno

Las investigaciones muestran que los hombres son promovidos por su potencial de liderazgo, mientras que las mujeres por su desempeño. Esto se debe a que los directivos tienden subestimar el liderazgo de las mujeres. Para reducir los prejuicios de género implícitos o inconscientes en las decisiones de contratación y ascenso, es mejor evaluar los méritos de los solicitantes al mismo tiempo. Así es más probable que compare a los dos candidatos en función del desempeño en lugar de una base implícita de género. Y cuando el desempeño se utiliza como base para una decisión de ascenso, es más probable que las mujeres lleguen a la cima.