11/03

Korn Ferry y Egon Zehnder ponen la mirada en lo que desafía al talento este 2024 en Chile

ESGHOY conversó con ejecutivos de la operación chilena de dos de los más grandes head hunters globales, ambos coinciden en que el desarrollo profesional, la consolidación de los líderes y la implementación de la IA serán temas centrales.

Según los socios de Mckinsey a nivel global, Bryan Hancock y Brooke Weddle, si el año pasado el mundo empresarial se dio cuenta que los gerentes son el motor clave de los cambios, el 2024 será el año de «redoblar la apuesta por un enfoque de liderazgo y gestión centrado en el ser humano» y la tecnología.

Brooke Weddle vaticina que «veremos todo un nuevo horizonte para recursos humanos, porque los últimos dos años han sido desafiantes y han puesto a prueba la función». Irrumpe la Inteligencia Artifical (IA) y la «persona»  se consolida como eje central de los negocios.

«Mi esperanza es que el cambio de conversación de este año y las inversiones iniciales que estamos viendo hacer a las empresas, signifiquen que no necesitamos que 2024 sea otro año del gerente para recordarnos que son importantes. Sino que 2023 sea el punto de inflexión», advierte Bryan Hancock.

«Cuando miremos hacia atrás, 2023 pudo haber sido el año en el que realmente alcanzamos una nueva normalidad y un nuevo equilibrio entre el trabajo presencial y a distancia, y en cómo gestionamos esos modelos», agrega Bryan Hancock.

¿Qué tendencias se están observando en el mercado local? ESGHOY conversó con el CEO de Korn Ferry, Alex Jacques y José Joaquín Pérez socio de Egon Zehnder. Ambos coinciden en que el desarrollo del talento, la consolidación de los líderes  y la implementación de la IA serán temas centrales.

Jacques advierte que la principal misión en las empresas es “identificar qué talento necesito, qué talento tengo y cómo cierro la brecha”, principalmente por los cambios organizacionales y del trabajo que trajo la pandemia, la masificación de la computación cuántica y la IA. “El tener bien claro qué requiere la estrategia futura y conectarla con el tipo de talento que se necesita, va a permitir a las empresas ganar la carrera por el talento, de manera interna o externa”, dice.

«Aspectos como la cultura organizacional, la digitalización y automatización, la gestión del cambio, la flexibilidad y la responsabilidad social empresarial han sido prioritarios para las empresas. Se anticipa un énfasis significativo en la cultura de compliance, impulsada por la ley de delitos económicos y, especialmente, en el desarrollo de liderazgo, ámbito en el cual aún queda mucho camino por recorrer en Chile», precisa José Joaquín Pérez.

Desafíos

Según Perez de Egon Zehnder, las empresas enfrentarán desafíos en distintos ámbitos y posiciona la «ética en el comportamiento de nuestros líderes», como uno de prioritario. Sostiene que se trata de «personajes públicos que tiene un rol que jugar en la construcción del país. Todos esperamos eso de ellos».

Alex Jacques plantea además que el mayor desafío este año «puede ir desde bajar los costos para seguir existiendo, seguido por transformaciones alimentadas por la innovación y la respuesta a los embates del entorno, hasta idear y construir el futuro de una sociedad sustentable que aún no existe. Yo veo clientes que están en todo este espectro, hoy y al mismo tiempo. No es distinto de lo que ocurría hace años, sólo que hoy es cada vez más rápido y profundo. El desafío para el liderazgo sólo aumenta».

Perez coincide en que eso agrega una dimensión política al cargo «que es sumamente complejo porque hay elementos en tensión. Rentabilidad, márgenes, accionistas, clientes, trabajadores, reputación de la empresa, de los líderes. Son temas que entran en tensión. Hoy existen altos ejecutivos que tienen que decidir si dar un paso al costado para no dañar sus reputaciones». Agrega que  «la comunicación, la inspiración y el liderazgos de masas, son elementos importantes en los líderes empresariales, no sólo políticos».

IA lo antes posible

Según el experto de korn Ferry no sólo las compañías deben aprender a usar la IA lo antes posible, también sus empleados. «Esta revolución va a ser más rápida y amplia que la de la transformación digital. Las empresas debieran capacitar a sus trabajadores y alta gerencia, al mismo tiempo que contratan empleados con nuevos estándares de habilidades», precisa.

«Este es un tema que veremos desarrollarse, en cuanto al uso que se le puede dar a la inteligencia artificial para el aumento de productividad y nivel de servicio. Todos están de acuerdo que va a revolucionar todo lo que hacemos, pero no sabemos bien dónde estarán los impactos», anticipa Pérez.

«El futuro del trabajo va a seguir siendo humano, por mucho tiempo, pero cada vez más acompañado de la IA. Por el momento, se ha visto que los mejores resultados se consiguen cuando los humanos trabajan junto con la IA, versus cada uno por separado», agrega Alex Jacques.

Cambios y liderazgo

Los cambios requieren nuevas soluciones. Según el informe “Tendencias en Directorios 2024”, elaborado por el Instituto de Directores de Chile (IdCC), el 95% de los directores sondeados cree que el rol y responsabilidades de sus pares ha “experimentado cambios significativos en los últimos cinco años”. Las exigencias de las nuevas generaciones, asoman como un factor principal (30,8%). 

«Es obvia la relación que existe entre un liderazgo potente y la reputación de la empresa. Y los líderes son capaces de transformar organizaciones, hay miles de ejemplos. Este es un tema que se aborda poco. El desarrollo de liderazgo es complejo, especialmente hoy que requiere tantas habilidades. Y en esto en Chile estamos lejos. Siempre se ha dicho que la principal tarea de un directorio es la selección de su CEO. ¿Pero cuantas empresas preparan con un proceso sofisticado estas sucesiones? Muy pocas», advierte José Joaquín Pérez.

Compartir