26/02

EY dice que 2024 será el “año del reordenamiento” y detecta 5 macrotendencias para América Latina

Según la consultora, la sostenibilidad, inteligencia artificial, cambios en el consumidor y el trabajador, además del regreso de la geopolítica, figuran como los aspectos más importantes que deberán tener en cuenta las empresas este año.

Cinco macrotendencias clave para América Latina detectó EY al decretar al 2024 como el «año del reordenamiento», en lo económico y también en temas socio políticos.

Advierte que la migración seguirá siendo clave en las relaciones internacionales, y el crimen organizado requerirá un esfuerzo adicional para los gobiernos de la región, por el aumento de la percepción de inseguridad. En términos económicos, la recuperación y el control de la inflación serán protagonistas en un escenario en que el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó un crecimiento de hasta el 2% para Chile y en torno a 3,2% en el alza del costo de la vida. 

Estas son las tendencias que visualiza EY:

1. Sostenibilidad

Según EY la sostenibilidad se convirtió en la “línea base” a la hora de relacionarse o pertenecer a una organización, con grandes objetivos como reducir las emisiones en las cadenas de valor. Es fundamental, dice, “tener una agenda de largo plazo que permita disminuir los niveles de vulnerabilidad ambiental que enfrentan las empresas y, por consiguiente, los consumidores”, expone Eduardo Valente Neto, socio líder de mercados de EY Latinoamérica, autor del informe.

2. Inteligencia Artificial

No solo forma parte de la agenda sino que es el punto clave de ella. EY cataloga al 2024 como el año de la “consolidación” de esta tecnología dentro de las organizaciones, la dificultad radica en buscarle un área de implementación dentro de los procesos operacionales. Postula cuatro áreas de implementación: seguridad, gestión de datos, automatización de mensajería y personalización de experiencia de los consumidores.

Según EY el 99% de los encuestados (1.200 CEO de 24 países) declararon tener intenciones de invertir en inteligencia artificial generativa en los próximos dos años. Siete de 10 directores ejecutivos cree que es necesario para evitar que la competencia se adelante. 

3. Nuevo consumidor latinoamericano

De acuerdo al “EY future consumer index”, el 53% de los consumidores retornaría a marcas “premium” sólo si hay una diferencia en precio, lo que demuestra que a pesar de una posible estabilización económica, algunos ya migraron a opciones más baratas. El 51% de los consumidores prioriza productos sustentables, con mejores ingredientes y embalajes, incluso cuando se deba pagar más.  Las compañías deberán hacer un estudio sobre su público objetivo, ya que es muy probable que esos consumidores hayan cambiado su forma de realizar las compras durante los últimos años, sostiene EY.

4. Cambios en los trabajadores

Y si no bastaba con que los consumidores hayan cambiado, también lo hicieron los trabajadores, sobre todo los más jóvenes. Según el estudio “Trabajo Reimaginado” de la misma consultora, el 57% de los trabajadores de la generación “Z” de Latinoamérica estarían dispuestos a renunciar a su actual puesto este año y un 34% del resto de las las generaciones. El 2024 será un año donde los trabajadores comenzarán a pedir flexibilidad laboral, ya que el mismo estudio concluye que al 42% le gustaría trabajar dos o tres días a la semana de manera remota. el 79% de los “Millennials”  dice que usará IA, los “Z” (75%) y los “Baby Boomers” (72%).

5. Regreso de la geopolítica

Principalmente por la cantidad de conflictos activos como lo son Israel-Hamás, Rusia-Ucrania, Canal de Suez, las migraciones y las elecciones presidenciales. El “Geo Strategic Outlook” de Ernst & Young, revela que más de la mitad de la población mundial (el 54%) estará viviendo un proceso electoral, el 60% del PIB mundial. 

Alianzas estratégicas en torno a Estados Unidos y China; tensiones internas, como las elecciones presidenciales en Estados Unidos; la seguridad económica; ajuste de alianzas comerciales y suministros por la incertidumbre económica y política; conflictos marítimos que se intensificarán; competencia por materias primas en torno a disponibilidad y precio de alimentos, agua y minerales, son los principales temas a tener en cuenta, señala EY.

Compartir