informa
02/11

Finanzas responsables: la clave de la educación para las nuevas generaciones

La educación financiera es uno de los ejes de la estrategia ESG de Scotioabank y por ello ha impulsado varias actividades que apuntan al aprendizaje de este tipo de habilidades en etapa escolar, usando herramientas lúdicas como los juegos de mesa.

En una mesa rodeada de niños y niñas que cursan entre 7° básico y 4° medio, todos prestan atención a un juego de mesa que tiene una sola misión: que aprendan de manera lúdica sobre finanzas personales. Este fue el eje central del torneo de educación financiera “Creamos Futuro”, que por segundo año consecutivo realizó Scotiabank Chile en conjunto con la Fundación Entrepreneur, y que reunió en su segunda versión a más de 350 estudiantes de 14 establecimientos educacionales de la Región Metropolitana.

Los estudiantes de la Corporación Educacional San José de la Familia, de La Pintana, se quedaron con el podio completo, ocupando el primer, segundo y tercer lugar de esta competencia que nació para enseñar de forma lúdica, dinámica y simple nociones básicas para mantener un equilibrio financiero.

“Financity” se llama el juego que simula el proceso de administrar un hogar y los participantes deben lograr un equilibrio entre sus finanzas y el bienestar personal. A la vez, aprenden herramientas como planificación, ahorro y  endeudamiento responsable, entre otros.

«Estamos convencidos que un manejo adecuado de las finanzas personales puede cambiar vidas y empoderar a las personas para tomar decisiones financieras responsables. En Scotiabank creemos que es un desafío que debe abordarse desde la etapa escolar, por lo que estamos felices de concretar por segundo año consecutivo esta iniciativa y ver que muchos de los colegios participantes han incorporado la educación financiera a su proceso de aprendizaje, lo que permite ampliar el impacto y llegar a un mayor número de docentes, alumnos y alumnas”, señaló la directora de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad de Scotiabank Chile, Katia Berdichewsky.

La directora ejecutiva de Fundación Entrepreneur, Isidora Rojas, comentó que “el aprendizaje es un proceso que toma tiempo, por eso es fundamental que la educación financiera parta lo más temprano posible, para que, al cumplir los 18 años, todos y todas podamos hacer un uso correcto de los productos y servicios que el mercado nos ofrece, como las tarjetas de créditos, depósitos a plazos y créditos hipotecarios. La alfabetización financiera es una pieza importante para la estabilidad y el bienestar de todas las personas”.

Colaboración público-privada

Esta instancia no es la única que realiza Scotiabank para potenciar la educación financiera. También lo hace a través de la colaboración público-privada con el Gobierno de Santiago (GORE) en el desarrollo del programa “Juega y Aprende Finanzas Personales”, que llega a 150 colegios municipales de la Región Metropolitana mediante la capacitación de 300 docentes y 900 estudiantes. Se estima que el alcance indirecto de esta iniciativa supere los 30 mil estudiantes.

A ello se suma la implementación de un programa gratuito dirigido a profesores, directores y representantes de colegios que quieran capacitarse en educación financiera y así ser agentes de cambio en sus comunidades.

El banco incorporó la educación financiera en su Campeonato Nacional Infantil de Fútbol, con otro juego de mesa llamado “La Liga de la Vida”, en el cual más de 1.200 niños y niñas provenientes de colegios de Santiago, Temuco, Concepción, La Serena y Viña del Mar, simulan ser jugadores de fútbol profesional y deben administrar sus recursos.

Educación financiera para todos

La Educación Financiera es uno de los pilares de la estrategia ambiental, social y de gobierno corporativo (ESG) de Scotiabank. Y en ese contexto también implementó el programa ScotiaImpulsa, con el cual busca entregar de forma transversal conocimientos sobre el manejo sano y responsable de las finanzas personales. Desarrolló una plataforma virtual abierta, con artículos, clases y entrenamientos online en materias como endeudamiento responsable, gastos hormiga, ahorro, entre otros y un sistema de coaching gratuito a empresas (de cualquier tamaño, clientes o no clientes), fundaciones, ONG y personas naturales que requieran capacitación. A la fecha ya han participado más de 400 personas.

Todas estas iniciativas cuentan con la participación de los colaboradores del banco, que ofrecen su tiempo y conocimientos para apoyar y educar a la comunidad. Hasta la fecha, más de 100 empleados han sido voluntarios, al destinar más de 300 horas a estas actividades.

 

 

Compartir