Especial Estrategias ESG
18/07

Flexibilidad y agilidad a los cambios

Al iniciar el viaje ESG, hay que ser flexible y mantener la capacidad de modificar el rumbo según sea necesario. Permitir que tu equipo siga siendo adaptable y ágil para redirigir esfuerzos y recursos cuando surjan desafíos. A medida que cambia el paradigma, tu organización debe seguir el cambio de marea o corre el riesgo de ser arrastrada hacia el mar. Crear un plan para iniciar un viaje ESG no solo puede ayudar al medio ambiente, mejorar las comunidades y tener un resultado neto positivo en general, sino que también puede mejorar las operaciones de tu empresa, eliminar ineficiencias, reducir el desperdicio y crear una imagen de marca más positiva.