informa Empresa Chile
18/10

Ganaderos y agricultores del Tamarugal impulsan alimentos sustentables

En alianza con la Municipalidad de Pozo Almonte, Indap y Fundación Semilla, SQM posee un centro de investigación agropecuaria de más de mil metros cuadrados que busca ampliar investigaciones y estudios para desarrollar la agricultura en condiciones climáticas extremas. Además, entregar herramientas para diversificar los productos y subproductos que generan los ganaderos de la zona con la leche de cabra.

Un programa de certificación para la elaboración de subproductos de leche de cabra realizó un grupo de mujeres en la La Tirana, a través del Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI) desarrollado por INDAP, la municipalidad de Pozo Almonte y SQM.

Productos como mantequilla, ricota y queso de cabra, son parte de los nuevos conocimientos que  adquirieron en las capacitaciones impartidas durante 10 días en el Centro de Investigación Agropecuaria de la localidad, ubicada a 75 kilómetros de Iquique, que cuenta con una moderna quesería, con altos estándares de calidad, permitiéndoles integrar un nuevo modelo de negocio a sus labores, fortaleciendo la economía circular del territorio.

“El propósito de este centro es  ser un pivote para generar capacidades y que éstas generen a su vez desarrollo dentro del territorio”, comentó el gerente de asuntos corporativos Nitratos Yodo de SQM.

Solange Villalobos, que realizó el curso, dijo que “antes traía el queso de la quinta región, ahora podré producir y venderlo incluso un poco más barato”.

A este trabajo en la comuna de Pozo Almonte, se suman otras iniciativas agrícolas y ganaderas en Bajo Soga, Colonia Pintados, Caleta Urco, San Pedro de Atacama, Toconao, María Elena, entre otras, que tienen como objetivo principal potenciar la actividad económica  y generar productos de calidad para el consumo humano.

Hidroponía en el desierto

El Centro de Investigación y Desarrollo Agropecuario es una iniciativa de SQM junto al Municipio de Pozo Almonte y Fundación La Semilla. Se trata de mil metros cuadrados de infraestructura, con un invernadero, donde actualmente se producen lechugas en sistema de raíz flotante; pimentones, ajíes y berenjenas, además de acelgas, cilantro y rabanitos.

El recinto tiene como objetivo principal la generación de productos hidropónicos, a través de un sistema de optimización del recurso hídrico y el control automático del clima interior, a través de sensores de temperatura. Además, busca impulsar investigaciones y estudios que permitan desarrollar una agricultura en condiciones climáticas extremas y entregar herramientas para diversificar los productos y subproductos que generan los ganaderos de la zona con la leche de cabra.

“A través de convenios con universidades y liceos de las regiones de Antofagasta y Tarapacá, hemos realizado diversas visitas guiadas, con el objetivo de que las nuevas generaciones conozcan y se interesen por desarrollar agricultura en el desierto. Así mismo realizaremos en diciembre próximo la segunda versión del Encuentro de Innovación y Emprendimiento Agropecuario de Tarapacá, que reúne a más de 300 personas en torno a la agricultura”, señaló Pisani.

Compartir