informa Chile
18/01

Lo que plantean los proyectos para modernizar el Sistema de Evaluación Ambiental y reducir tiempo de permisos

En el contexto del Gabinete Pro Crecimiento y Empleo que busca acelerar la inversión pública y privada aquí explicamos las propuestas oficiales que apuntan a modernizar el sistema de permisos y tramitación de inversiones.

Ante la urgencia climática, las leyes verdes siguen apareciendo. Ahora los dardos están puestos en el proyecto de ley “Evaluación Ambiental 2.0”, que actualizará la Ley de Bases Generales del Medio Ambiente tras 30 años de su promulgación y en el Sistema Nacional de Permisos.

Ambos apuntan a acelerar la inversión pública y privada.

El primero  a modernizar el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), eliminando el comité de ministros, para darle la facultad al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de rechazar o aprobar un proyecto. También busca potenciar la Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) y darle la facultad al Consejo de Defensa del Estado (CDE) para presentar acciones legales ante un daño ambiental. Todo con el fin promover la inversión reduciendo los plazos, pero de manera segura con el medioambiente.

El proyecto abordaría  desde proyectos grandes hasta la tramitación de un almacén de barrio y podría reducir los tiempos de aprobación en más de un tercio en grandes proyectos y en la mitad en pequeños.  “En un caso específico por ejemplo de un restaurante barrio, el cálculo que hicimos con los equipos es que el tiempo de los permisos disminuiría un 60%», dijo el presidente Gabriel Boric.

Lo que plantea: 

  1. Participación voluntaria temprana: Los inversionistas podrán mejorar el diseño del proyecto antes de ser ingresado al sistema. Aquí también se buscará definir reglas claras entre la comunidad y las empresas para evitar conflictos socioambientales que se judicialicen.
  2. Tecnificación de las decisiones: Suele suceder que tras la primera evaluación ambiental surgen instancias políticas como los comités de ministros o las Comisiones de Evaluación Ambiental. Esto se busca eliminar dotando al SEA de mayores facultades, dejando en ellos la aprobación o rechazo de un proyecto basándose en evidencia científica y antecedentes técnicos. 
  3. Reclamación simplificada y única: Evitar tiempos excesivos para reaccionar de mejor manera ante daños ambientales. Permite al CDE realizar acciones legales. 
Sistema Nacional de Permisos

El gobierno también lidera el proyecto de Sistema Nacional de Permisos, que forma parte del pacto fiscal, y que pretende simplificar y reducir los tiempos de permisos sectoriales para el desarrollo de proyectos en áreas reguladas, con el fin de no obstaculizar la inversión privada. Según el gobierno se rebajarían en un 24% los tiempos gracias a la creación de plazos máximos, criterios de proporcionalidad y la formulación de un órgano público dedicado exclusivamente a hacer cumplir las normas de tramitación. 

“Lo que hace es crear un sistema, generar las condiciones para que, manteniendo la buena calidad regulatoria, podamos reducir de forma muy sostenida los tiempos”, afirmó el ministro de Economía,  Nicolás Grau, quien también aclaró que con este proyecto se actualizarán 37 las leyes relacionadas con la materia repartidas en 16 ministerios.

Algunas medidas:

  1. Normas mínimas para permisos sectoriales: Todo proyecto deberá someterse a un examen de admisibilidad y se mejorarán las interacciones entre el servicio tramitador y la empresa solicitante, además de la creación de plazos máximos para todos los procedimientos necesarios.
  2. Ventanilla única y digital: Se creará la plataforma “SUPER” destinada a la tramitación de permisos sectoriales.
  3. Gobernanza al Sistema para la Regulación y Evaluación Sectorial: Se creará un organismo de índole pública que velará por el cumplimiento de las normas de tramitación. 
  4. Tramitación proporcional y mejora regulatoria: En ciertos casos se permitirá el reemplazo de autorizaciones por declaraciones juradas del titular del proyecto presentado, según el riesgo que supone.
Compartir