Especial Mujeres
05/09

Introducir programas de tutoría para mujeres 

Idealmente, el mentor debería ser un alto ejecutivo dentro de la empresa. También brindará patrocinio abriendo puertas y recomendando tareas que aumentarán su visibilidad dentro de la organización. Un entrenador, por otro lado, se centrará en las habilidades y competencias del individuo. Al dar a las mujeres más acceso al coaching en lugar de a la tutoría,  puede estar perjudicando inadvertidamente sus posibilidades de éxito: tener un mentor que sea un alto ejecutivo aumenta las posibilidades de una persona de ascender y obtener un aumento salarial mayor.