informa
29/02

Janet Yellen y el impacto de la falta de diversidad en la economía

La secretaria del Tesoro es una convencida que "daña el campo porque desperdicia talento". "Las mujeres trabajan en todas las áreas de la economía, pero tienden a sentirse atraídas a sectores más orientados a las personas como la salud, la educación, el desarrollo y el trabajo. Gravitan menos hacia la macro, la econometría y las finanzas. Se centran en temas de gran importancia poco estudiados por los hombres", advirtió en un discurso sobre diversidad de género. De visita en Chile, el género y la inclusión será parte de su agenda.

La presidenta del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, fue la segunda mujer en obtener un puesto titular en la Escuela de Negocios Hass de la UC Berkeley; la primera en llegar a la presidencia de la Reserva Federal y la primera, también, a cargo del Tesoro de Estados Unidos, equivalente a nuestro Ministerio de Hacienda.

Y aunque la equidad de género es hoy una de sus preocupaciones y parte de la agenda que la trajo de visita a Chile, mañana se reunirá con un grupo de mujeres líderes, evento organizado por la presidenta del Banco Central Rossana Costa, no tiene un historial de activismo en el tema. Según Owen Ullmann, en Empathy Economics, «no fue un hito en su carrera» y cita a la economista Laura Tyson diciendo que “Janet nunca se consideró alguien que rompiera techos de cristal”.

Aún así, desde hace algunos años, ha marcado huella en distintas intervenciones en las que ha sido tajante al señalar que «los grupos diversos obtienen mejores resultados en la resolución de problemas complejos y la diversidad étnica parece promover la deliberación y perturbar la conformidad».

En un discurso en el Centro Hutchins de Política Fiscal y Monetaria en Brookings dijo que «mi amiga y ex colega Christine Lagarde a menudo bromea diciendo que si Lehman Brothers hubiera sido Lehman Sisters, tal vez no habría habido una crisis financiera. Veo mucha verdad en esta observación. Muchos estudios encuentran que las mujeres son más reacias al riesgo que los hombres y tienen menos probabilidades de sufrir exceso de confianza».

La biografía de Ulkmann revela que enseñó en Harvard cuando el 2% de las profesoras eran mujeres. Después de obtener un doctorado en esa universidad nunca le ofrecieron un puesto permanente y se fue a trabajar a la Reserva Federal. El apoyo demócrata a la diversidad ayudó a Yellen a convertirse en su presidenta, superando al candidato favorito del entonces presidente Obama, Larry Summers.

Subrepresentadas

Según Yellen la diversidad es importante por una cuestión de «justicia básica».  Cuando dirigía la Asociación Económica Estadounidense (AEA), realizó una encuesta para comprender cómo veían los economistas el clima profesional en ese campo. Sólo el 20% de las mujeres (la mitad que los hombres) se declaró satisfecha con el clima. Se sentían menos valoradas y menos incluidas socialmente. «Demasiadas mujeres y minorías han sufrido acoso y discriminación durante sus carreras, incluidos tanto actos abiertos de abuso como formas más sutiles de marginación», advirtió la economista en esa oportunidad.

Los grupos mixtos de género muestran un seguimiento mutuo más intenso y producen mejores resultados en escenarios orientados a los negocios. La abrumadora preponderancia de hombres en la profesión económica probablemente hace que el trabajo esté sesgado hacia resultados que ellos encuentran más atractivos

La secretaria del Tesoro es una convencida que «la falta de diversidad daña el campo porque desperdicia talento». «Las mujeres trabajan en todas las áreas de la economía, pero tienden a sentirse atraídas por campos más orientados a las personas como la salud, la educación, el desarrollo y el trabajo. Gravitan menos hacia la macro, la econometría y las finanzas. Se centran en temas de gran importancia poco estudiados por los hombres», señaló en un discurso sobre diversidad de género.

Su mirada hacia la subrepresentación de las mujeres apunta a que «si los economistas pertenecen principalmente a un género o raza, es probable que pasen por alto cosas importantes. Probablemente limite la variedad de cuestiones abordadas y nuestra capacidad para comprender cuestiones familiares desde perspectivas nuevas e innovadoras».

Advierte que «las investigaciones, incluidos experimentos de laboratorio, muestran que la diversidad cambia la dinámica del grupo y la toma de decisiones. Los grupos mixtos de género muestran un seguimiento mutuo más intenso y producen mejores resultados en escenarios orientados a los negocios. La abrumadora preponderancia de hombres en la profesión económica probablemente hace que el trabajo esté sesgado hacia resultados que ellos encuentran más atractivos».

Compartir

Noticias Relacionadas