informa
24/07

La apuesta por granjas solares en el mar

Verdaderos campos flotantes en el océano, que pueden manejar olas de hasta cuatro metros, podrían estar listas para su implementación comercial dentro de un año, dice Bloomberg.

Un experimento de la empresa State Power Investment, el mayor desarrollador de energía renovable de China, es una de las pruebas de más alto perfil de tecnología solar en el mar. Según Bloomberg es un avance potencial que permitiría que las ubicaciones en el océano alberguen energías renovables y ayudaría a las regiones con restricciones terrestres a acelerar la transición para alejarse de los combustibles fósiles.

El proyecto, que ya comenzó a generar energía, está ubicado en el Mar Amarillo de China, a unos 30 kilómetros de la costa de la provincia de Shandong y ha soportado olas de hasta 10 metros.  Hasta ahora, la mayoría de las pruebas iniciales de energía solar en el mar han involucrado sistemas a pequeña escala,y aún quedan numerosos desafíos por superar, incluidos costos más altos y los impactos de las sales corrosivas o los vientos destructivos. Sin embargo, los desarrolladores confían en que puede convertirse en un nuevo segmento importante en energía renovable.

“La aplicación de esto es virtualmente ilimitada”, porque muchas regiones tienen restricciones en el uso de la tierra, incluidas partes de Europa, África y Asia junto con lugares como Singapur y Hong Kong, dijo el director ejecutivo de Ocean Sun, Børge Bjørneklett en Bloomberg.

Shandong, el centro industrial al sur de Beijing, planea agregar más de 11 gigavatios de energía solar en alta mar para 2025 y, en última instancia, construir 42 gigavatios, más que la capacidad actual de generación de energía de Noruega. La vecina Jiangsu tiene el objetivo de agregar 12,7 gigavatios, mientras que provincias como Fujian y Tianjin también están estudiando propuestas. Japón, los Países Bajos y Malasia se encuentran entre otras naciones que realizan o preparan proyectos de prueba.

El desarrollo de paneles en el mar podría ser alrededor de un 40 por ciento más costoso gracias a instalaciones más complejas y cables submarinos costosos, según estimaciones de BloombergNEF. Los defensores insisten en que la tecnología está mejorando rápidamente y ganará un papel para ayudar a las naciones con grandes poblaciones y falta de tierra a reducir las emisiones.

Solo China tiene potencial para albergar alrededor de 700 gigavatios de energía solar en alta mar, casi tanto como la capacidad de generación combinada de India y Japón, según un pronóstico de State Power Investment.

 

Compartir