informa mundo
10/10

La cruzada de Amazon, Ikea y Patagonia por combustible verde para transporte marítimo

Ante el aumento de las emisiones, las empresas concretaron una alianza que pretende adquirir, en grandes cantidades, gasolina sin emisiones para abastecer la navegación de 600 mil contenedores de 20 pies para un período de tres años.

El transporte marítimo, a nivel global, representa aproximadamente el 3% de las emisiones de GEI y es responsable del transporte del 90% del comercio mundial. En 2022, las emisiones aumentaron un 5%, tendencia que demuestra la necesidad de abordar el problema con urgencia.

En este contexto es que Amazon, IKEA, Patagonia y otras 20 empresas firmaron una Alianza de Compradores de Combustible de Emisión Cero (ZEMBA, por sus siglas en inglés), cuyo objetivo es acelerar la adquisición, en grandes cantidades, de combustible sin emisiones para abastecer la navegación de 600 mil contenedores de 20 pies durante un período de tres años. Para lograrlo, ZEMBA está buscando propuestas de proveedores que cumplan con criterios específicos.

La colaboración se centra en estimular  e implementar soluciones escalables y sostenibles a largo plazo para toda la industria naviera.

Los criterios «cero emisiones» de ZEMBA

Uno de los aspectos más destacados de la iniciativa ZEMBA es la definición de criterios que incluyen:

  1. Reducción del 90% en emisiones:Esto implica que el combustible debe generar al menos un 90% menos de emisiones de gases de efecto invernadero y otros contaminantes en comparación con uno de referencia o estándar. Se busca una drástica disminución en la cantidad de gases nocivos liberados a la atmósfera.
  2. Proveniente de fuentes sustentables, residuos o subproductos: Establece que el combustible debe provenir de fuentes sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Puede ser producido a partir de biomasa (materia orgánica renovable), residuos de procesos industriales u otras fuentes que no agoten recursos naturales finitos ni causen daños ambientales significativos.
  3. Producción con energía renovable o baja en carbono:Significa que la fabricación de este combustible debe ser impulsada por fuentes de energía que generen bajas emisiones de carbono. Esto puede incluir la utilización de energía solar, eólica u otras fuentes de energía que emitan una cantidad mínima de CO2 durante el proceso de producción.
  4. Escalabilidad para una contribución significativa: Este punto se refiere a la capacidad de combustible para ser producido en cantidades suficientemente grandes como para tener un impacto significativo en la industria. Debe ser viable a gran escala y capaz de satisfacer las demandas del transporte marítimo a nivel mundial.
Tecnologías prometedoras

Entre las tecnologías que se perfilan como prometedoras para el futuro figura el metanol verde, derivado de biomasa; el hidrógeno verde y, posiblemente, el amoníaco, aunque con precaución debido a su peligrosidad.

El grupo tiene como objetivo que los licitadores presenten sus tecnologías propuestas para el año 2025. Esta fecha ofrece flexibilidad y la posibilidad de explorar diversas opciones, ya que la ciencia detrás de los combustibles marítimos sostenibles sigue siendo relativamente nueva.

El vicepresidente ejecutivo de desarrollo comercial y de productos en Green Worldwide Shipping, Greg Bollefer, uno de los miembros de ZEMBA, destaca que los mayores desafíos radican en la eficiencia y la capacidad de producción de estos nuevos combustibles.

ZEMBA tiene previsto seleccionar las propuestas ganadoras en febrero, negociar precios y presentar el volumen final comprometido por cada miembro a mediados de marzo. Esto refleja la importancia de abordar los desafíos ambientales a gran escala a través de la unión de esfuerzos. Si ZEMBA tiene éxito , podría marcar un hito en la reducción de las emisiones del transporte marítimo y contribuir significativamente a la lucha contra el cambio climático.

 

Compartir