informa Chile Empresa
17/07

La Bolsa y criterios ESG: «los estamos integrando no sólo en la toma de decisiones, también en los análisis de riesgos»

Tenemos una deuda pendiente como país con la equidad de género. Han habido avances, pero "sólo el 13% de las mujeres participa en directorios, mientras que el 21% lo hace mediante la plana ejecutiva", señala María Gloria Timmermann, gerenta de relaciones corporativas y sostenibilidad  de la Bolsa de Santiago.

En la Bolsa de Comercio de Santiago están incorporando los criterios ESG  a la parte central de sus operaciones. Dicen que tienen un  rol activo en la promoción de las mejores prácticas ambientales, sociales y de gobierno corporativo, «de manera de proporcionar un ambiente de seguridad y transparencia y contribuir al desarrollo sostenible del mercado de valores chileno».

A juicio de la gerenta de relaciones corporativas y sostenibilidad  de la Bolsa de Santiago, María Gloria Timmermann, «uno de los pilares fundamentales de nuestra planificación estratégica es la sostenibilidad, por lo que todas nuestras iniciativas, herramientas, guías y operaciones se basan en estos conceptos, asumiendo un rol protagónico en los próximos desafíos que se avecinan».

¿Cuáles son los principales avances y desafíos?

Hemos trabajado en diferentes iniciativas que nos han permitido avanzar en el desarrollo sostenible que nos propusimos. Junto a Pacto Global lideramos el ODS 16 (paz, justicia e instituciones sólidas). Hemos abordado temáticas como el Canal de Denuncias, charlas sobre sostenibilidad tributaria, entre otras, que nos han ayudado a tener prácticas de gobiernos corporativos más transparentes y con mayor probidad. Además, decidimos acelerar los esfuerzos y optar por la carbono neutralidad, obteniendo el sello CarbonNeutral®.

Lo pendiente es la equidad de género. Si bien hemos tenido avances, sólo el 13% de las mujeres participa en directorios, mientras que el 21% lo hace mediante la plana ejecutiva. Hoy, los principales marcos de divulgación en el mundo nos invitan a mejorar en estos aspectos.

 

Junto a la Universidad Andrés Bello, Pacto Global y diferentes actores relacionados a la sostenibilidad,  estamos trabajando en un Hub de sostenibilidad, donde existe una iniciativa denominada “Laboratorio de Greenwashing”, cuyo objetivo es ayudar a identificar, clasificar y difundir la autenticidad y precisión de acciones sostenibles.

 

¿De qué manera la Bolsa está actuando para que las operaciones se hagan con estos criterios?

Estamos integrando criterios ASG no sólo en la toma de decisiones, sino también a los análisis de riesgos, gestión de suministros y en todos los procesos donde la empresa mantiene operaciones. Esto nos permite medir, evaluar e identificar los impactos provocados por la compañía en su entorno. También hemos trabajado con los diferentes canales de comunicación internos para que todos los colaboradores conozcan las iniciativas sostenibles y se sientan identificados.

¿Qué cambios e iniciativas ha habido al interior de su gobierno corporativo para pasar de las intenciones a las acciones?

Hemos trabajado para cumplir con la NCG 385 emitida por la Comisión para el Mercado Financiero, que responde a prácticas voluntarias de gobierno corporativo. También utilizamos anualmente la Matriz de Progresión ESG del International Finance Corporation (IFC, por sus siglas en inglés), que es una herramienta de evaluación con las mejores iniciativas internacionales.

Sobre esta base, hemos avanzado en una hoja de ruta que contiene buenas prácticas, códigos de conductas y comités de directores sobre diferentes temas, incluido uno exclusivo de sostenibilidad, estudios, evaluaciones, con el objetivo de cumplir con un gobierno corporativo más robusto. Creamos el Consejo por la Diversidad, idea que nació de nuestro directorio y cuya meta es establecer oportunidades de conversación sobre la relevancia de la diversidad en la gobernanza y así apoyar a las entidades a incorporar mayor cantidad de mujeres en sus estructuras.

«Tenemos que animarnos a dar un paso más allá»

¿Cree que es necesaria una mayor regulación para la implementación de estos tres conceptos o basta con la auto regulación?

Hoy las empresas están mucho más comprometidas con indicadores de sostenibilidad. Según la cuarta versión del estudio “Investment Practices” que realizamos junto al SSIndex, más del 95% de las compañías coinciden en siete temas claves, entre los que destacan “alineación con grupos de interés”, “compromiso con el medioambiente” y “efectividad del directorio”. Representa un importante progreso respecto a divulgación en índices ASG. Este análisis también nos muestra que el 84% de las entidades confirma avances en temáticas sostenibles, números que comienzan a marcar una tendencia favorable.

En términos de regulación, la NCG 461 impulsada por la CMF en 2021, es un importante camino para estandarizar la entrega de contenido sostenible de las empresas, para que los  inversionistas tengan mayor compresión y comparabilidad para definir criterios de inversión. El mercado no sólo nacional, sino también regional está dando importantes señales para seguir avanzando , por lo que creo que, conforme al tiempo, irán mejorando las prácticas de divulgación y, paralelamente, la estructura de la data.

¿Qué cree que les hace falta a las empresas chilenas para dar un salto cualitativo en los temas medioambientales, sociales y de gobernanza?

En sostenibilidad, estamos en una etapa de transición, donde las empresas están comprendiendo la importancia de hacer hincapié no sólo en temas económicos, sino también en aspectos ambientales y sociales, generando un triple impacto. No obstante, tenemos mucho por avanzar. Según una investigación realizada por Clapes UC sobre las empresas que deben reportar con la NCG 461, existe un bajo promedio de cumplimiento en índices de sostenibilidad relacionados a riesgo climático, lo que nos invita a ser mucho más exhaustivos en este punto, considerando el complejo escenario.

En temas de gobernanza, debemos reforzar el trabajo colaborativo entre mujeres y hombres, que nos permita transitar hacia una sociedad más equitativa, mirándolo como parte de un programa de desarrollo, que responda a un enfoque cultural. Tenemos que animarnos a dar un paso más allá en todos los aspectos ASG. La agenda 2030 está más cerca de lo que pensamos y hasta el momento las proyecciones dicen que no estamos logrando los objetivos.

 

Creamos el Consejo por la Diversidad, idea que nació de nuestro directorio y cuya meta es establecer oportunidades de conversación sobre la relevancia de la diversidad en la gobernanza y así apoyar a las entidades a incorporar mayor cantidad de mujeres en sus estructuras.

 

¿Qué modelos está mirando la Bolsa para aplicar estos conceptos?

Para nuestras memorias anuales, estamos analizando en profundidad no sólo el marco de la NCG°461, sino que también queremos abordar las metodologías de Global Reporting Initiative (GRI), Sustainability Accounting Standards Board (SASB, por sus siglas en inglés) y Task Force on Climate- Related Financial Disclosures (TCFD, por sus siglas en inglés), con el objetivo de cumplir con las normas regulatorias, y también satisfacer las demandas de información de todos nuestros grupos de interés.

Junto a la Universidad Andrés Bello, Pacto Global y diferentes actores relacionados a la sostenibilidad,  estamos trabajando en un Hub de sostenibilidad, donde existe una iniciativa denominada “Laboratorio de Greenwashing”, cuyo objetivo es ayudar a identificar, clasificar y difundir la autenticidad y precisión de acciones sostenibles. Para cumplir con ello, estamos mirando estudios realizados por la Unión Europa y Asía, para replicar prácticas que nos puedan aportar.

 

Compartir