informa Empresa
31/08

La otra urgencia en sostenibilidad: los proveedores

Según la consultora Próxima, ocho de cada diez (82%) gestores de inversión reconoce que invierte en empresas sin sostenibilidad en sus cadenas de suministro. Eso, a pesar que el 88% cree que "será un criterio clave para las decisiones en los próximos diez años". Es más, la gran mayoría admite que las compañías que no se preocupen de lo que hagan sus proveedores, "tendrán dificultades para acceder al capital".

Las empresas ven cada vez más el beneficio de «hacerlo bien», así como el costo de «hacerlo mal». Daños que, según la consultora inglesa Próxima, pueden extenderse mucho más allá de la pérdida de reputación y de clientes.

Ejemplifica con lo que le ocurrió a BP en 2010 con el derrame de petróleo en el Golfo de México, donde ha tenido que pagar, sólo por ahora, US$ 65 mil millones «por un incidente intrínsecamente interrelacionado con las acciones de sus proveedores».

Según datos de KPMG, el 96%  de las 10 principales empresas de las 25 economías más grandes del mundo, ya está realizando algún tipo de informe sobre su cadena de suministro. Claro que  Próxima advierte que 8 de cada 10 (82%) de los fondos de inversión admiten que invierten en empresas sin sostenibilidad en sus proveedores, aunque el 88% reconoce que  «serán un criterio clave para sus decisiones en los próximos diez años». Más tajante aún plantea que el 80% admite que las compañías que no se preocupen de lo que hacen sus proveedores, «tendrán dificultades para acceder al capital» en ese mismo período.

Mirar más allá

¿Cómo responde una empresa a esta agenda de los inversores? Según Próxima, en primer lugar, comprendiendo el propósito, el impacto y el valor. «Esto significa mirar más allá de las consideraciones puramente económicas y adoptar una visión más amplia de lo que es una empresa (su propósito), el impacto que tiene (en las personas y el planeta) y el valor que puede crear». Añade que «esto significará trabajar estrechamente con los proveedores, cambiar algunos, desarrollar y aprovechar la innovación de otros».

La consultora plantea que lo más probable es que «una empresa necesite crear una cultura, una capacidad y un entorno operativo para hacerlo bien. Eso podría significar una revisión de los procesos operativos o la capacitación y el reclutamiento, o la implementación de nuevas formas de seguimiento e informes, pero sin duda significará fomentar una colaboración más estrecha entre las empresas y los proveedores, vinculando ESG con la estrategia operativa y comercial».

Comprender por qué la sostenibilidad de la cadena de suministro es una prioridad en la agenda del administrador de inversiones es un primer paso importante. Debe aprovecharse como una oportunidad para crear un cambio positivo. «Si una empresa puede garantizar sólidos estándares ESG en toda su cadena de suministro, puede diferenciarse de la multitud».

El escrutinio

Según Carbon Disclosure Project (CDP), 125 de las empresas globales más grandes reportan casi US$ 1 billón en riesgo por impactos climáticos durante cinco años, lo que podría provenir de la pérdida de ingresos, multas y fallas y las consecuencias de no estar a la altura del cliente, regulador o las expectativas de los accionistas.  Pero no todo es negativo, casi nueve de cada 10 (89 %) administradores de inversiones informan que discuten estándares de sostenibilidad con las empresas en las que ya invierten, de los cuales dos quintos (37 %) dicen que analizan el tema con frecuencia», agrega Próxima.

 

¿CON QUÉ FRECUENCIA, SI ES QUE LO HACE, DISCUTE LAS NORMAS DE SOSTENIBILIDAD EN LA CADENA DE SUMINISTRO CON LAS EMPRESAS EN LAS QUE YA INVIERTE?

Las medidas más comunes para revisar los estándares de la cadena de suministro, son una auditoría de proveedores (38 %), procedimientos de informes de datos (37 %) y análisis de informes financieros (37 %).

Así como la inacción evita un riesgo de ingresos, ESG también ofrece una gran oportunidad: el CDP cree que hay una oportunidad de US$ 2.1 billones al hacerlo bien.  «Convertir la conciencia en acción significa incorporar la sostenibilidad en el ADN y los procedimientos operativos de una empresa. Dado que la cadena de suministro es crítica, los estándares ESG deben comunicarse claramente y deben elegirse los proveedores correctos, así como un seguimiento estrecho del progreso y la notificación de los logros. Más de nueve de cada diez (93 %) administradores de inversiones afirmaron que invertirían más en un negocio para asegurarse de que cumpliera con los estándares ESG en toda su cadena de suministro».

¿TIENE EN CUENTA LAS NORMAS DE SOSTENIBILIDAD DE LA CADENA DE SUMINISTRO DE UNA EMPRESA A LA HORA DE TOMAR DECISIONES DE INVERSIÓN?

Compartir