entrevista
04/01

La ruta del indice Dow Jones Sustainability: desafíos y clave para pertenecer a este grupo selecto de la sustentabilidad

La gerente corporativa de Relacionamiento y Sostenibilidad en nuam Exchange, Gloria Timmermann, desmenuza la importancia de este indicador que en los últimos años ha sido referente para las empresas en materia ESG y que ha permitido que muchas compañías incorporen en el ADN de su estrategia lo ambiental, social y la gobernanza.

Más de 20 años midiendo la sustentabilidad de las empresas. Más de dos décadas siendo un referente para los inversionistas y empujado al mundo empresarial a tener en cuenta los aspectos ambientales, sociales y de gobernanza en sus estrategias de desarrollo, el índice Dow Jones Sustainability es hoy un gran referente en materia ESG.

Su evolución y los desafíos 2024 están la mira del mercado. En conversación con ESGHOY, la gerente corporativa de Relacionamiento y Sostenibilidad en nuam Exchange, Gloria Timmermann, dice que el  indicador ha permitido que «hoy las empresas seab cada vez más consistentes a la hora de medir y reportar su desempeño en sostenibilidad, pues han evidenciado muchos beneficios en hacerlo. Dentro de los más destacados se encuentran la gestión integral de riesgos, identificación y gestión de brechas, gobiernos corporativos más robustos, reputación, entre muchos otros».

Dice que ofrece a los inversionistas la oportunidad de invertir en organizaciones que están liderando el camino, gracias a que les brinda mayor información para que puedan tomar decisiones respecto a cómo diversificar sus carteras. En esta línea, «la 5ta versión del estudio ESG Investment Practice”, que realiza la Bolsa de Santiago junto al SSindex, concluyó que el 31% de los inversionistas han desinvertido en una empresa con malas prácticas ASG». Un 11% más que el año pasado».

 ¿Cuáles fueron los principales cambios del indicador y qué se espera para este año?

Aumentó la cantidad de empresas que participaron de la Evaluación de Sostenibilidad Corporativa (CSA). Es una gran noticia que el 76% de las entidades que son parte del índice se han mantenido en los últimos tres años, lo que demuestra su grado de compromiso en estas materias, tanto en la gestión de una estrategia de sostenibilidad, como en la divulgación de sus resultados no financieros.

Cada año la evaluación es más exigente y prolija en la data que solicita para responder a cada uno de los pilares en los que se basa, y se observa un creciente esfuerzo por parte de las empresas por incorporar sus estrategias ASG en el centro de su modelo de negocios, logrando estar a la altura de este estándar tan relevante.

Desde la perspectiva de los datos, en los últimos tres años ha habido más consistencia y nivel de detalle, lo que indicaría que ya hay un nuevo estándar mínimo de divulgación que ha sido alcanzado. Muestra de ello, es que el estudio antes mencionado, también mostró que un 84% de las empresas tiene un plan para gestionar las variables ASG, tendencia creciente cada año.

Desafío de transparencia y conciencia

¿Dónde están los principales desafíos de las compañías en 2024 para poder ser parte de este selecto grupo?

El Dow Jones Sustainability Index es un gran desafío de transparencia y conciencia, que invita a las empresas a medir su impacto sostenible y creación de valor. En esta medición podemos destacar que las entidades están trabajando fuertemente en temas de gobierno corporativo, principalmente en indicadores de participación de directorio, equidad de género, gestión de riesgos, etc.

De cara al futuro, la diversidad y participación de mujeres en directorios y alta gerencia, la transformación digital y/o tecnología amigable con el medio ambiente; la reducción de Gases de Efecto Invernadero, la carbono neutralidad y el abordaje de la crisis climática, y la economía circular son algunas tendencias que podrían influir en la participación de las empresas chilenas en el DJSI.

Un dato: En Chile sólo el 13% de las mujeres participa en directorios, mientras que el 21% lo hace mediante la plana ejecutiva. En la actualidad, la tendencia nos muestra que tenemos que trabajar conjuntamente para mejorar esos indicadores, no sólo con el objetivo de robustecer nuestras políticas internas, sino de crear más conciencia social al interior de las empresas.

Por otra parte, la evaluación también considera fundamental el avance en temas ambientales, donde las entidades ya cuentan con políticas y metodologías que responden a gestiones relacionadas con el cambio climático. No obstante, también vemos un enorme desafío en este pilar, pues en Chile sólo un 60% de las empresas mide su huella de carbono, un 30% no lo realiza y un 10% desconoce la metodología apropiada para hacerlo. Hoy el CSA es cada vez más exhaustivo con los alcances que abarca la medición y cómo las firmas gestionan y mitigan sus GEI, sobre todo en el scope 3.

¿Si nos comparamos con otros países de la región, en qué lugar se encuentran las empresas chilenas y de qué manera se podría mejorar?

Si se compara con mercados maduros como el europeo, el mundo de la inversión responsable y la sostenibilidad en Chile y la región, salvo Brasil, aún está en una etapa de maduración. Sin embargo, los especialistas concuerdan en que en los últimos años se ha visto un crecimiento y una conciencia cada vez mayor sobre la importancia de integrar los factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo por parte de las empresas e inversionistas.

Esta tendencia, la podemos transferir al crecimiento de la inversión responsable en la región, la cual aumentó en un 60% entre 2021 y 2022, siendo los principales mercados México, Chile, Colombia y Perú. Otro punto a considerar es la elaboración de una Taxonomía Verde que formuló el Ministerio de Hacienda para definir qué se entiende por instrumentos sostenibles y no.

¿Y cómo visualiza el escenario para Chile?

Hemos visto una tendencia positiva, con mayor entendimiento respecto de lo que implica la “sostenibilidad” como concepto. En este sentido, un gran aporte a la instalación de estas materias en la gestión de las compañías, es la Norma de Carácter General 461 de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), que a partir de 2022 instruye a las empresas listadas a reportar temáticas de sostenibilidad y gobierno corporativo en su Memoria Anual, lo cual implica recopilar la información de manera organizada y sistemática para sus reporterías de cara al regulador, lo que facilitará conocer los desafíos ASG en el corto, mediano y largo plazo de las entidades.

Así, Chile tiene a 27 emisores que destacan respecto al desempeño sostenible de sus políticas e iniciativas, lo que se ve reflejado la presencia que tienen en alguna de las categorías del DJSI: 2 en el DJSI World, 5 en el DJSI Emerging Markets, 24 en el DJSI MILA (conformado por Chile, Colombia, México y Perú) y 25 en el DJSI Chile, con 22 compañías locales incluidas en ambos índices.

Las claves para mantenerse

¿Qué sectores son los que llevan más ventaja y cuáles están más rezagados?

La industria bancaria es un ejemplo en temas de sostenibilidad y ha marcado una tendencia muy favorable en el DJSI Chile en los últimos años. Sus estrategias ASG son exhaustivas, abarcando en profundidad los principales pilares de esta evaluación. Por otra parte, cuentan con mecanismos de transparencia eficaces y metas en innovación para el corto, mediano y largo plazo. Un ejemplo de ello es la visión y avances que precisaron en el concepto de doble materialidad, que este año se incorporó al cuestionario.

Hablar de sectores más rezagados no es apropiado, porque todas las empresas que componen el índice han hecho un gran trabajo a lo largo de los años, dando a conocer su desempeño de sostenibilidad, incorporándolo en su estrategia de negocios con objetivos trazables. En lo que sí podemos hacer hincapié es en los próximos desafíos que tenemos como país, los cuales hacen referencia a equidad de género en directorios, impacto ambiental y mayor prolijidad en la cadena de suministros.

¿Cuál es la receta para que una empresa pueda mantenerse por varios meses o años en este indicador y no estar entrando y saliendo?

Deben contar con estrategias de sostenibilidad cada vez más robustas, complementando esa visión con un trabajo exhaustivo junto a sus grupos de interés, lo que les permitirá generar una hoja de ruta para avanzar en estas iniciativas. El CSA es cada año más exigente, tanto en la información solicitada como en los mecanismos de divulgación de la misma, por lo que es importante trabajar continuamente las oportunidades de mejoras que nazcan de estas instancias.

Temas como la transparencia; manejo de riesgos en el corto, mediano y largo plazo; finanzas sostenibles (emisión de deuda y créditos con compromisos ASG), estrategias climáticas y/o de carbono neutralidad; gestión con comunidades, proveedores y clientes; inclusión y diversidad, son vitales para poder mantenerse en un indicador de sostenibilidad tan relevante como el Dow Jones Sustainability Index.

¿Cuáles son las  3 claves para la sustentabilidad de las empresas en 2024?

Una de las claves más relevantes es generar conciencia del impacto medioambiental. El último informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (conocido como IPCC por sus siglas en inglés), recalcó que estamos ante una de las peores crisis que se tengan precedentes, en la cual se tienen que tomar medidas urgentes.

Otro punto relevante para las entidades es la gestión de grupos de interés que componen su materialidad. Hoy es importante conocer el perfil de proveedores, establecer iniciativas de compliance y medir su alcance; también contar con los canales de comunicación adecuados para las comunidades aledañas a las operaciones de una empresa, saber en profundidad el impacto social del negocio, entre otros indicadores que hace un par de años no eran prioritarios dentro de una estrategia de sostenibilidad.

Por último, como se mencionó anteriormente, mayor equidad en puestos de toma de decisiones en una empresa. El 57% de las compañías que han impulsado medidas de igualdad en los cargos de alta dirección logra atraer y retener mejor el talento, el 54% registra mejoras en materia de innovación, creatividad y reputación, y el 37% consigue evaluar más eficazmente la opinión de sus clientes, según un estudio reciente de la OIT, que incluyó a 13.000 compañías de 70 países del mundo. En la actualidad es muy importante trabajar en estas métricas que fomentan la diversidad al interior de las entidades.

Compartir