informa Chile
12/01

Las claves del Plan de Acción de Hidrógeno Verde que busca catapultar a Chile

El paquete de medidas anunciadas por el Gobierno, busca activar la economía de manera sostenible con la transformación del sistema energético e industrial y así reducir los impactos en el medio ambiente.

La gran meta es contribuir a la descarbonización energética nacional para posicionar a Chile como un país carbono neutral y resiliente antes del 2050. En ese contexto nace el “Plan de Acción de Hidrógeno Verde” con una mirada al 2030.

¿Objetivo? Reducir los Gases de Efecto Invernadero (GEI) que emanan del uso de combustibles fósiles cambiando el uso masivo de hidrógeno “gris” a uno “verde”. Y aunque Chile emite el 0,3% de las emisiones globales, la Asociación Chilena del Hidrógeno, H2 Chile, dice que el país debe reducirlas en 45%  al 2030.

La clave es que este plan busca evolucionar desde el gas industrial corrosivo al hidrógeno que pasa a ser sustentable mediante un proceso de descomposición de la molécula del agua (H2O), separando el hidrógeno y el oxígeno, en un proceso llamado electrólisis que genera el  hidrógeno verde, diferente del  gris que se extrae de los combustibles fósiles. 

La cadena de valor que genera es otro gran beneficio. El plan estatal plan busca posicionar a Chile en el mundo como precursor de este combustible, comercializándolo en el mercado, pero además convertirlo en un nuevo actor de la matriz energética nacional. 

El valor actual del precio de producción del hidrógeno verde es de unos US$ 8 y según los expertos para ser competitivo necesita llegar a los US$ 2,5. La inverstigadora del Centro de Energía de la Universidad de Chile, Paulina Ramírez, dice que  “todo apunta a que los costos van a seguir bajando. Está pasando lo mismo que con los paneles fotovoltaicos, cada vez están más baratos porque ha aumentado la competencia y la demanda. Los hidrolizadores (que son los artefactos que producen la hidrólisis) son cada vez más eficientes. De aquí al 2025 el hidrógeno verde en Chile ya debería ser competitivo”.

Según Bloomberg, debido a la baja del costo de energía eólica y solar, los costos podrían acercarse a US$1,40 por kilo para 2030.

Ventana temporal y línea de acción.

El gobierno catalogó el “plan de acción” como el segundo paso tras la “estrategia nacional de hidrogeno verde” publicada el 2020. El plan cuenta con dos “ventanas de implementación” de medidas. La primera es en el periodo 2023-2026 y busca establecer señales de inversión, normas y regulaciones necesarias para generar lazos con posibles compradores. La segunda ventana es entre el 2026-2030, periodo en el que se concretará el encadenamiento productivo y la descarbonización.

Aspectos clave:

  1. Implementar aceleradamente un plan de regulaciones habilitantes para la industria.
  2. Implementar durante 2024 el instrumento de facilidad financiera para catalizar inversiones y apoyar el cierre financiero de proyectos de la industria calificados como first movers
  3. Diseñar incentivos tributarios y de fomento para apoyar la instalación temprana de la industria. 
  4. Desarrollar acuerdos público-privados en regiones donde se instale la industria para promover el desarrollo sustentable de ésta, encadenamientos productivos, y valor local.
  5. Desarrollar la Planta Demostrativa de Hidrógeno Verde en el Complejo Industrial de ENAP en Cabo Negro, Magallanes, iniciando su operación en 2025.
  6. Implementar un bus piloto de transporte público a hidrógeno, para acercar este energético a la ciudadanía, antes de 2025.

Aquí puedes leer el plan de acción completo aquí

Compartir