informa
14/02

Las cuatro claves para cerrar la brecha de la circularidad

El informe "Brecha de circularidad 2024", elaborado por la Fundación Circle Economy en colaboración con Deloitte, entrega insights valiosos sobre cómo pueden empresas y gobiernos avanzar hacia una economía más circular y sostenible.

En un mundo donde los recursos naturales se agotan a un ritmo preocupante y los desafíos ambientales se vuelven cada vez más apremiantes, la economía circular emerge como una estrategia fundamental para abordar estas problemáticas.

Según publica Expoknews, un informe elaborado por la Fundación Circle Economy en colaboración con la consultora global Deloitte ha resaltado claves para cerrar la brecha de circularidad en diversos sectores clave de la economía. El informe, titulado «Brecha de circularidad 2024», entrega insights valiosos sobre cómo pueden empresas y gobiernos avanzar hacia una economía más circular y sostenible. Acá las 4 claves:

1. Cambiar el Enfoque Económico

Una de las claves fundamentales para cerrar la brecha de circularidad que menciona el informe es cambiar nuestro enfoque económico de uno lineal a uno circular. En lugar de seguir un modelo de «tomar, hacer, desechar», debemos adoptar un enfoque que promueva la reutilización, el reciclaje y la remanufactura de productos. Esto implica alejarnos del tradicional Producto Interno Bruto (PIB) como medida principal del éxito económico y adoptar indicadores más amplios que consideren el bienestar humano, la equidad y los impactos ambientales. Además, se deben establecer nuevos objetivos que vayan más allá del crecimiento económico para incluir la sostenibilidad ambiental y la equidad social.

2. Reducir los Riesgos para las Finanzas Privadas

Otra clave importante es reducir los riesgos para las finanzas privadas y fomentar la inversión en prácticas circulares. Esto implica reformar la arquitectura financiera internacional para incentivar la inversión en proyectos sostenibles y circulares. Además, es necesario facilitar el acceso a la financiación para empresas y proyectos que adopten prácticas circulares, eliminando barreras financieras y ofreciendo incentivos fiscales. La creación de fondos de inversión específicos para la economía circular puede ser una estrategia efectiva para atraer capital hacia este sector.

3. Eliminar los Incentivos para Industrias Dañinas

Es crucial eliminar los incentivos para industrias que tienen un impacto negativo en el medio ambiente y promover aquellas que adoptan prácticas más sostenibles. Esto implica redirigir los subsidios lejos de industrias que generan altos niveles de residuos y emisiones contaminantes, y hacia aquellas que promueven la reutilización, el reciclaje y la eficiencia energética. Además, es necesario implementar políticas fiscales que desincentiven el consumo excesivo y fomenten el uso responsable de los recursos naturales. Por ejemplo, se podrían introducir impuestos sobre productos y servicios que tienen un alto impacto ambiental, como los productos de un solo uso o los combustibles fósiles.

4. Un Nuevo Pacto para una Transición Justa

Finalmente, cerrar la brecha de circularidad requiere un compromiso renovado con una transición justa para todas las partes interesadas. Esto implica colaborar con empresas, trabajadores, comunidades y gobiernos para desarrollar e implementar políticas y programas que apoyen la transición hacia una economía más circular. Se deben crear fondos de transición justa para apoyar a los trabajadores y comunidades afectados por la transición, y se deben implementar programas de capacitación y reentrenamiento para ayudar a los trabajadores a adquirir las habilidades necesarias para trabajar en industrias más sostenibles.

A manera de conclusión, el informe refiere que cerrar la brecha de circularidad es un desafío complejo que requiere un enfoque integral y colaborativo. Sin embargo, con el compromiso adecuado y la acción concertada, podemos avanzar hacia un futuro más sostenible y equitativo para todos.

La implementación de estas claves no solo beneficiará al medio ambiente, sino que también contribuirá al desarrollo económico y social a largo plazo. Es hora de tomar medidas concretas y urgentes para cerrar la brecha de circularidad y construir un futuro más sostenible para las generaciones venideras.

Compartir