informa
20/11

Las preguntas que todo CEO necesita hacer sobre sostenibilidad

Según la empresa global de consultoría estratégica, con sede en Boston, Bain & Company, menos de del 40% de las compañías del planeta van a cumplir sus compromisos verdes. Reconoce que conseguirlo "exigirá un cambio sin precedentes", que aún no se dispone de todas las tecnologías y se requieren cambios de comportamientos a gran escala. En ESGHOY publicamos su "Guía del CEO visionario para la sostenibilidad", que puede ayudar a los líderes "a hacer progresos tangibles".

«La ciencia es muy clara. Se necesitará una combinación de nuevas tecnologías, nuevas políticas y nuevos comportamientos para abordar las consecuencias negativas que el crecimiento exponencial alcanzado por los humanos ha tenido en el planeta y la sociedad. Esto es evidente en el caso de los gases de efecto invernadero, así como en otros aspectos de la sostenibilidad, desde la biodiversidad hasta el agua y los derechos humanos y la equidad racial», advierte The Visionary CEO’s Guide to Sustainability recién editada por la consultora de estrategia a nivel global Bain & Company.

Según Bain «no se trata solo del dinero que habrá que invertir para financiar la transición verde: US$ 4,6 billones  anuales de aquí a 2030 para alcanzar el cero neto en 2050, dice la Agencia Internacional de Energía (AIE)», sino que también de «un cuidadoso equilibrio entre asegurar el futuro adecuado para las próximas generaciones y proteger el bienestar de las actuales».

Advierte que para los líderes corporativos, las respuestas varían dependiendo de la geografía y la industria. «Europa está siguiendo una agenda política ambiciosa, pero plantea interrogantes sobre su competitividad frente a otras economías más cautelosas. Si bien algunas industrias tienen la vista puesta en cosas como nuevas tecnologías verdes asequibles y el camino hacia cadenas de suministro más humanas, otras parecen atrapadas en un enigma regulatorio y de precios sin solución», sentencia la Guía.

 

Reconoce, además, que los ejecutivos de todo el mundo «están preocupados». Eso porque las respuestas simplistas que requiere el planeta, dice, «es un acto de equilibrio increíblemente difícil. ¿Detener inmediatamente el uso de combustibles fósiles? Bueno, hoy son esenciales para la mayor parte de la actividad humana y literalmente están impulsando el desarrollo de nuevas economías. ¿Centrarse en las ganancias a corto plazo? Pero los empleados y las comunidades esperan cambios, y hoy en día se confía en que las empresas asuman su parte de desafíos ambientales y sociales».

Lo otro es que les complica es la brecha que existe entre los compromisos públicos y el cumplimiento.  «La mayoría de las grandes corporaciones que se han comprometido a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero se están quedando atrás. Alrededor del 75% de los líderes empresariales encuestados por Bain creen que no han integrado de manera efectiva la sostenibilidad en sus negocios. Menos del 40% de las principales empresas de todos los sectores están cumpliendo sus objetivos de sostenibilidad, incluidos los relacionados con el uso del agua, la reducción de residuos y la preservación de la biodiversidad».

Tres preguntas: propósito, externalidades y carencias

¿Qué se hace? Bain dice que «exige una combinación de visión y pragmatismo».  Y hay varias cosas, sentencia, que los líderes «pueden y deben hacer hoy»:

1. En la próxima reunión estratégica a 5 – 10 años, haga tres preguntas críticas:

¿Qué bien aportamos al mundo y cuál es nuestro propósito como empresa? Es increíblemente útil anclar los planes a largo plazo en el impacto único y positivo que una empresa tiene en los consumidores, los empleados y las comunidades. Un debate sobre la sostenibilidad no puede ser simplemente defensivo. También debería tratarse de orgullo e impacto.

¿Qué costo tendrá que pagar la humanidad para que crezcamos? Esta pregunta puede parecer sombría, pero es fundamental. Las externalidades (los costos no tasados de las actividades empresariales) se miden cada vez más y, con el tiempo, se les fijará un precio. Necesitamos comprender mucho mejor cuáles son esos costos y cómo podemos mitigarlos o compensarlos.

¿Qué se interpondrá en nuestro camino y qué nos faltará? Estamos entrando en un período de escasez y riesgos físicos. Nuestros planes deben identificar los riesgos que creará el cambio climático. También necesitan identificar las materias primas o las capacidades que nos faltarán, desde agua hasta cobalto, desde enfermeras hasta programadores, desde barcos hasta energía asequible.Tres palancas: tecnología, política y comportamientoEl Informe de síntesis del IPCC 2023 deja claro que será necesaria una combinación de tecnología, políticas y cambios de comportamiento para afrontar nuestros desafíos de sostenibilidad.

2. Impulse  una agenda que incluya tecnología,  comportamientos y política.

3. Escuche a los propietarios  sobre pérdidas y ganancias e incorpore esos desafíos en los equipos.

 

Compartir