informa
20/11

Ponen en marcha planta fotovoltaica flotante más grande del Cono Sur

La instalación de Quilamuta, con una potencia de 1.098,9 kWp, fue construida por Andes Solar bajo un contrato BOS (Balance of System) para la empresa Solarity. Ubicada en la comuna de Las Cabras, este proyecto se distingue por su capacidad para mitigar la evaporación del agua en el tranque donde está emplazada, al mismo tiempo que ofrece una alternativa para el desarrollo de proyectos de energía renovable sin comprometer terrenos idóneos para la agricultura.

La mayor planta fotovoltaica flotante de Chile y del Cono Sur fue inaugurada en la comuna de Las Cabras en la Región de O’Higgins en presencia del ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, el ministro de Energía, Diego Pardow, el alcalde Juan Pablo Flores y representantes de las empresas Andes Solar (construcción), Solarity y Verfrut,  dueña del Fundo Quilamuta, lugar donde está emplazada la planta.

Tiene una potencia instalada de 1 MWp convirtiéndose en la planta de mayor capacidad en Chile y todo el Cono Sur.

La central Quilamuta, que inició su construcción en abril de 2023, considera el uso de 1998 módulos solares de 550 Wp y tiene una capacidad máxima de 1.098,9 kWp, que equivale al consumo eléctrico mensual de aproximadamente 740 viviendas, si se considera que cada una de ellas presenta un consumo mensual de 180 kWh/mes. La instalación es un proyecto de autoconsumo para la empresa frutícola Verfrut.

Según explicaron desde Andes Solar, este tipo de instalación no sólo libera terrenos agrícolas al situarse sobre el agua, sino que también las plantas solares flotantes instaladas en tranques, en las que se acumulan las aguas de las lluvias de invierno para su utilización en verano, período en el que es común que el recurso hídrico sea escaso, contribuyen a la reducción de la evaporación. Este enfoque puede ser especialmente beneficioso en regiones con escasez de recursos hídricos, ya que ayuda a conservar el agua de manera eficiente.

Además, “disponerse en un lugar acuático les permite a los módulos mantenerse a menor temperatura en comparación con proyectos sobre suelo, aumentando su eficiencia de conversión de energía en un 15% a 20% aproximadamente. Incluso optar por este tipo de lugares, en vez de zonas terrestres, libera espacios que fácilmente podrían utilizarse para la agricultura, elemento vital cuando la población mundial no ha parado de crecer”, comentó el gerente general, Roberto Muñoz.

 

Compartir