informa
29/12

Por qué los mercados emergentes deben prepararse para las nuevas regulaciones climáticas y ESG de la UE

Un informe de BCG advierte que pocas empresas y gobiernos de los países en desarrollo están preparados para lo que está a punto de afectarles, "muchos corren el riesgo de quedar excluidos de sus principales mercados de exportación". Dos de las medidas más importantes de la UE están relacionadas con el clima.

En diciembre de 2021, los líderes europeos regresaron a casa de la conferencia climática COP26 en Glasgow decididos a cumplir sus promesas de respaldar sus compromisos climáticos con acciones concretas. Desde entonces, la Unión Europea ha emitido una avalancha de regulaciones que aplican estándares ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) al comercio.
Se espera que estas medidas reduzcan significativamente las emisiones de CO2 , protejan a los productores europeos más ecológicos de la competencia desleal y desalienten las malas prácticas comerciales, pero el mayor impacto económico probablemente no se sentirá en la UE sino en los mercados emergentes, advierte un artículo de BCG (Boston Consulting Group).
Advierte que pocas empresas y gobiernos de los países en desarrollo están preparados para lo que está a punto de afectarles, «muchos corren el riesgo de quedar excluidos de sus principales mercados de exportación».
Dos de las medidas más importantes de la UE están relacionadas con el clima. Uno es el Mecanismo de Ajuste de Carbono en Frontera (CBAM), que pronto pondrá a las emisiones de carbono asociadas con materiales producidos en países en desarrollo (incluidos acero, aluminio y productos químicos) el mismo precio que pagan ahora los productores de la UE. El otro, el Reglamento de Deforestación de la UE (EUDR), que prohíbe la venta de productos básicos como cacao, café, aceite de palma y madera extraída de bosques tropicales recientemente talados. Esto afectará a importantes industrias exportadoras en América Latina, África y el Sudeste Asiático.
Estas y otras medidas basadas en el clima y los valores representan uno de los mayores cambios en el comercio global desde la creación de la Organización Mundial del Comercio en 1995. Con el tiempo afectarán prácticamente a todos los sectores exportadores importantes de los mercados emergentes.
Los proveedores

Además, los nuevos estándares europeos requerirán que las empresas que operan en la UE revelen la sostenibilidad de sus cadenas de valor a partir del año fiscal 2024. También ha promulgado restricciones a la importación de ciertos minerales de zonas de conflicto. Está considerando una Directiva de diligencia debida sobre sostenibilidad corporativa que exigirá que las empresas aborden el efecto de sus prácticas sobre los derechos humanos y el medio ambiente, así como mandatos de “ecodiseño” destinados a reducir el impacto ambiental del ciclo de vida de un producto.

Inversionistas

La investigación de BCG concluyó que las grandes empresas de mercados emergentes a la vanguardia de la sostenibilidad climática generaron retornos totales para los accionistas de los inversores que fueron un 105% más altos que el índice MSCI de Mercados Emergentes entre 2017 y 2022.  También «disfrutan de un mayor acceso a los mercados, capital de inversión y talento y tienen más oportunidades de cambiar la dinámica de sus industrias con modelos de negocios impulsados ​​por el clima y los valores. Por supuesto, crear valor a través de ESG será más desafiante a medida que se intensifique la presión regulatoria de la UE y otros socios comerciales», sentencia.

Compartir