informa
20/12

Reino Unido planea implementar un impuesto al carbono sobre bienes importados

British Steel criticó la medida por ser demasiado lenta, ya que entrará en vigencia un año después de que se implementen propuestas similares de la Unión Europea. La iniciativa apunta a evitar que la reducción de gases de efecto invernadero se traslade a países sin objetivos ambiciosos, dejando pocos beneficios globales.

Gran Bretaña anunció  planes para cobrar un impuesto al carbono sobre materias primas importadas como el aluminio, el hierro, el acero y el cemento a partir de 2027.  El Tesoro británico dijo que el nuevo tributo pretende nivelar el campo de juego, ayudando a los productores nacionales más ecológicos a competir contra rivales extranjeros con mayores emisiones de carbono, pero más baratos.

British Steel criticó la medida por ser demasiado lenta, ya que entrará en vigor un año después de que se implementen propuestas similares de la Unión Europea. Durante años, se ha expresado el temor de que los esfuerzos del Reino Unido para reducir los gases de efecto invernadero no estén siendo igualados en el extranjero, lo que significa que las emisiones simplemente se están desplazando a países sin objetivos ambiciosos de cero emisiones netas y dejando pocos beneficios globales.

Las nuevas reglas abordarán la «fuga de carbono», reduciendo el riesgo de que la producción y las emisiones asociadas se trasladen a otros países porque tienen un precio de carbono más bajo.

«Este impuesto garantizará que los productos extranjeros con alto contenido de carbono, como el acero y la cerámica, enfrenten un precio de carbono comparable al de los producidos en el Reino Unido, de modo que nuestros esfuerzos de descarbonización se traduzcan en reducciones de las emisiones globales», dijo el jefe del Tesoro, Jeremy Hunt.

Compartir