01/08

Sensores microscópicos para plantas

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, la producción mundial de alimentos tendrá que aumentar un 70% de aquí a 2050 para hacer frente a la demanda. La vigilancia de los cultivos es un elemento clave para alcanzar este objetivo. Los análisis tradicionales son caros y requieren mucho tiempo, lo que ha dado lugar a la supervisión mediante datos de satélite de baja resolución y, más adelante, drones y tractores equipados con sensores. Pero, según el informe, en el futuro serán los sensores microscópicos, tan pequeños como una aguja, incrustados en plantas individuales, los que podrían cosechar una gran cantidad de datos para mejorar la salud de las plantas y aumentar la productividad agrícola. Estos dispositivos controlan la temperatura, la humedad y los niveles de nutrientes para ayudar a optimizar el rendimiento de los cultivos, reducir el uso de agua y fertilizantes y detectar los primeros signos de enfermedad.